Claves Del Día
Fecha de publicación: 2017-04-04

¿Por qué a Centroamérica le cuesta aumentar el gasto de los turistas?

Centroamérica debe venderse ante el mundo como una sola para atraer más turistas e incrementar su gasto. En el último quinquenio el gasto de los turistas ha crecido a paso de tortuga.

Por La Prensa

Pese a que en las últimas décadas el istmo ha hecho múltiples esfuerzos para diseñar campañas de promoción turística —inclusive diseñó su marca Centroamérica, tan pequeña… tan grande—, en el último quinquenio la región ha afrontado dificultades para aumentar el gasto promedio de los turistas e incrementar su estadía.

Solo Costa Rica, considerada la meca turística centroamericana, se perfila como el mayor ganador. En el 2010, por ejemplo, un turista gastaba en ese país 116 dólares en promedio por día, pero hasta 2015 este se había incrementado a 209 dólares, equivalente a un crecimiento del 80 por ciento, según el Compendio de Estadísticas de Turismo de los Países Miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

Pese a que El Salvador en los últimos años ha sido considerado junto con Guatemala y Honduras, un destino inseguro —por sus elevadas tasas de homicidios—, es el segundo destino con mayor crecimiento tanto en gasto como en estadía del turista. En el 2010, por ejemplo, un viajero gastaba por día unos 79 dólares, incrementándose a 113 dólares en el 2015, lo que representa un crecimiento de 43 por ciento.

De hecho a nivel de Centroamérica El Salvador junto con Nicaragua son los países que más han logrado incrementar la estadía de los turistas. El Salvador pasó de 5.8 días (en 2010) a 6.8 en 2015. Nicaragua elevó la permanencia de 7.6 días a 8.7.

En el caso de Nicaragua el gasto ha sido el talón de Aquiles de la economía. A lo largo de este período el gasto de los viajeros se ha mantenido estancado o en caída en algunos años. Esto ha provocado, que en cinco años este pasara de 39 dólares a 42 dólares, es decir, un crecimiento de 7.69 por ciento, aunque previo a la crisis internacional el gasto diario fuera mucho mayor.

En el 2016, según el Informe Anual de Turismo Receptor y Emisor del Banco Central de Nicaragua, el gasto promedio de los turistas creció ocho por ciento con respecto al año anterior. En tanto, la estadía se elevó 9.2 por ciento, situándose en 9.5 días en promedio. Y a pesar de la mejoría en el gasto de los turistas, este aún se encuentra por debajo de los 47 dólares que se observaron en el 2009.

Urge potenciar estrategia regional

Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo, reconoció que la región requiere de un mayor esfuerzo para que las estrategias que ya se han desarrollado empiecen a dar frutos. Valenti menciona que muestra de que el turismo puede dar más a la economía regional es que “de acuerdo con la Organización Mundial de Turismo, el turismo es el principal generador de divisas en el mundo, por encima del petróleo, por encima de la industria de automóviles”.

Y como muestra de que este sector puede transformar una economía, Valenti sugiere echar una mirada al desarrollo de la economía de Costa Rica y República Dominicana, donde el turismo ha sido motor del desarrollo económico.

Pese a que se han desarrollado algunas estrategias de promoción a criterio de Valenti, la región ha invertido insuficiente para venderse a nivel mundial como un multidestino.

“Lo que nosotros (como región) estamos invirtiendo en multidestino es muy poco, el presupuesto para los esfuerzos de Centroamérica como destino es muy poco y no es un esfuerzo continuado, sistematizado, que nos va a permitir posicionarnos rápidamente. En el multidestino no hemos crecido por una serie de situaciones internas de la región, que no nos permiten promover adecuadamente los paquetes multidestino”, afirmó la empresaria del sector turismo.

Entre las barreras que aún persisten a nivel regional resalta la baja interconectividad, lo que eleva el costo de los paquetes turísticos, así como el reducido esfuerzo de promoción internacional como multidestino. También hay que trabajar en la agilización de los pasos fronterizos, seguridad y salud.

Por esa razón, “si te ponés a ver a nivel individual, por país, el promedio en la región son 100 o 120 dólares, solo Nicaragua está por debajo de los 50 dólares, a nivel individual de país se ha venido creciendo, a nivel de país hay algunos que invierten más que otros en promoción internacional”, afirmó.

Valenti señaló que esta situación ya ha sido expuesta ante los gobiernos regionales a través del Consejo Centroamericano de Turismo, pero hasta ahora no han obtenido una respuesta.

La razón de los viajes

¿A qué llegan los turistas a Costa Rica y qué ha permitido que el gasto se eleve? Dicha economía ha apostado por aumentar el número de turistas que buscan vacacionar, el que ha pasado de 37 por ciento en el 2010 a 49 por ciento en el 2015. También ha comenzado a atraer viajeros que llegan por motivo de congresos y convenciones, el cual alcanzó el 2 por ciento en el 2015 mientras que en el 2010 era nulo.

Otro segmento de viajeros fuerte en Costa Rica son los que llegan por negocios y motivos profesionales, aunque este se ha reducido en el quinquenio pasando de 45 a 25 por ciento en el período analizado, según cifras del SICA. Una menor proporción llega para visitar a amigos o familiares.

En cambio, en Nicaragua la mayoría de los turistas vienen a visitar a amigos y familiares (60 por ciento hasta 2015), que según los mismos informes del Banco Central de Nicaragua, este segmento suele gastar muy poco. En el 2010 era el 65 por ciento.

La economía nicaragüense no logra atraer muchos turistas para vacacionar, ocio y recreo (ocho por ciento), por negocios o motivos profesionales (23 por ciento) y para congresos y convenciones (dos por ciento). En ese sentido, Valenti señala que “el gasto podría crecer más rápido en Nicaragua si tuviéramos las inversiones que el turismo necesita para crecer y esas inversiones que requerimos son de un nivel internacional ya de cuatro o cinco estrellas, que van a permitir un gasto más alto del turista que nos visita”.

En Nicaragua, señala, se requiere una política de nación para potenciar el turismo, que incluya plantear las reglas claras para las inversiones, capacitación del recurso humano y mayor inversión en infraestructura.

Menos empleo

El crecimiento en los ingresos por turismo en la región, así como la llegada de más viajeros, no han permitido que la generación de empleo en esta actividad crezca. Por el contrario, las cifras del Sistema de Integración Económica reflejan que estos de manera directa se mermaron en el período 2010 y 2015, pasando de 512 mil a 403 mil en el período analizado. En Nicaragua, por el contrario, este se ha incrementado pasando de 35 mil en el 2010 a 48 mil en el 2015, estancándose este último año respecto a 2014.

RELACIONADAS