Claves Del Día
Fecha de publicación: 2017-03-15
  Ver Fotogalería

El Salvador: los consumidores ya pagan más por préstamos

La caída de las calificaciones de riesgo país impactan desde enero a los bancos. El encarecimiento del acceso a fondeo está reflejándose ya en las tasas de interés.

Por José Barrera - estrategaynegocios.net

El ajuste de las tasas de interés para los préstamos en El Salvador inició el año con una tendencia al alza, derivado de la inestabilidad fiscal que se agudizó el año pasado y que provocó la degradación de la calificación de riesgo país por parte de las calificadoras S&P, Moody's y Fitch.

Pedro Argumedo, investigador del Departamento de Estudios Económicos (DEC) de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo (Fusades), explicó que la rebaja a la calificación de riesgo soberano terminó impactando a las calificaciones de los bancos del sistema en el primer mes de 2017.

En su análisis, Fusades detalla que al final de 2016, las tasas de interés experimentaron unal alza, como reflejo de menor liquidez. La tasa de intrés básica pasiva cerró el año en 4.6%, mientras que la activa es del 6.4%.

Fusades1(800x600)
Fuente: Fusades.

Si bien los bancos mantienen solvencia y sólidos indicadores, han visto caer su calificación debido al deteriroro de su entorno. "Es grave en el mercado mundial que que en un semestre a un país le bajen dos veces la calificación de riesgo y las tres calificadoras tienen casi las mismas valoraciones del problema del país", reflexiona el investigador.

"El Sistema Financero se mantiene líquido, solvente y con menor rentabilidad al cerrar 2016. El Cofeiciente de liquidez fue del 30.9%, pero menor al 32.3% del añ anterior, lo cual se debio a la interacció de dos fuerzas: por un lado aumentó el crédito privado, y por otro, los depósitos crecieron a menor tasa (2.5%), destaca el análisis "Crecimiento de El Salvaor en 2016: el menor de Centroamérica, sustentado en factores externos y con riesgos crecientes, a cargo de Pedro Argumedo y Manuel Antonio Zuleta.

Fusades2(800x600)

Fuente: Fusades.

Desde inicios de 2017 los bancos han comenzado a notificar de los ajustes, bajo el argumento que se les ha encarido el crédito y que eso será trasladado a los deudores internos. "La indisciplina fiscal la estamos pagando todos los salvadoreños, y la estamos pagando todvía con tasas internacionales bajas", advierte Argumedo.

Las calificadoras comenzaron a revisar a la baja el desempeño de El Salvador, un país golpeado fuertemente por la última crisis económica que le llevó a pactar un acuerdo stand-by con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Hay una falta de voluntad del Gobierno de mantener las finanzas ordenadas de manera sistematica, con el FMI se firmó un acuerdo para mantener ordenadas las finanzas, pero el acuerdo se rompió tres veces por que el gobierno incumplió la aplicación", advierte Argumedo.

Las calificadoras de riesgo tienen a la deuda salvadoreña en riesgo de caer a "C" o bono basura, un desgaste acentuado en los últimos seis años, influenciado en parte por el peso que representa para el Estado el manejo del antiguo fondo de pensiones y de una creciente deuda que ya ronda el 60% del Producto Interno Bruto.

Crédito más caro para el país

De acuerdo con analistas internacionales, las condiciones economía estadounidense estarían dadas para que la Reserva Federal (Fed) ajuste los tipos de interés en 0.75 % durante 2017, cambio que endurecerá más las condiciones de crédito para El Salvador.

Fusades3(800x600)

Fuente: Fusades.

De hecho, la última emisión de bonos por US$600 millones pagó la tasa más alta de los últimos 15 años (8.6%), la que podría verse incrementada con la previsión e un ajuste de 2 puntos porcentuales a la tasa de referencia de la Fed, en el mediano plazo.

Con un nuevo escenario los bonos salvadoreños podrían llegar a pagar tasas de interés del 11.4 %, casi el doble de lo que registró en los últimos cinco años.

Fusades estima que las tasas de las letras del tesoro de Estados Unidos están en ruta a a los niveles de 2006 (5.2%), de seguir esa tendencia el piso para la deuda salvadoreña llegaría arriba del 11%.

El “spread” de la deuda salvadoreña se calcula con el Índice de Bonos de Mercados Emergentes y refleja el valor extra que los prestamistas internacionales fijan debido a los factores de riesgo sobre un emisor. El de El Salvador es de 6.16%.

“Nos hemos endeudado en estos últimos años en US$5.000 millones, en un período de tasas bajas internacionales. Estamos en una transición hacia una normalización de las tasas de interés”, alertó Argumedo.

RELACIONADAS