Claves Del Día
Fecha de publicación: 2017-02-28

Pleito legal entre accionistas de Avianca por el acuerdo con United

Kingsland Holdings demanda a su socia Synergy Aerospace Corporation. La demanda, presentada en el Estado de NY, enfrenta a las familias Kriete y Efromovich, principales accionistas de la segunda mayor aerolínea de Latinoamérica.

Por estrategiaynegocios.net

El matrimonio que Avianca selló con la extinta Transportes Aéreos Centroamericanos (TACA) tambalea, tras una demanda interpuesta hoy en Nueva York, EE.UU., por Kingsland Holdings (propietaria del 21,9% de las acciones de Avianca) contra Synergy Aerospace Corporativon, Avianca Holdings y United Airlines.

El segundo mayor accionista de Avianca reclama las condiciones mediante las que la segunda aerolínea de Latinoamérica buscará una alianza con la estadounidense United, un proceso que dirige el CEO de la aerolínea, Hernán Rincón.

Lea más: La nueva Avianca busca consolidarse como multinacional

El reclamo está dirigido contra Germán Efromovich y José Efromovic -las cabezas de Synergy Aerospace Corporation-; Avianca Holdings, S.A.; y United Airlines, Inc., y con la medida los responsables de Kingsland buscan que se prohíba la propuesta de transacción anunciada el 2 de enero.

“Kingsland realiza esta acción principalmente para prohibir una flagrante propuesta de transacción unilateral (la “Transacción United”) que Germán Efromovich, presidente de Avianca y propietario de Synergy, negoció secretamente con United para su beneficio propio en detrimento de Avianca y el resto de sus accionistas. Ese acuerdo impidió un proceso estratégico de recapitalización (el “Proceso Estratégico”) emprendido por el Consejo Directivo para responder a la ampliamente reportada necesidad de liquidez, causada por conductas inadecuadas por parte de Efromovich en el pasado y para maximizar el valor de los accionistas”, dice un comunicado emitido por el demandante.

En la noche del martes, la aerolínea enviaba un comunicado en el que decía que la compañía “Ha conocido a través de versiones de prensa que uno de los accionistas minoritarios de la Compañía -Kingsland Holdings Ltd-, ha interpuesto ante la Corte de Nueva York una demanda este martes 28 de febrero contra Avianca Holdings, dos de los accionistas de Synergy, Synergy Aerospace y United”.

La misiva continuaba diciendo: “A la fecha, Avianca Holdings S.A. no ha sido notificada oficialmente de la demanda en mención. En el momento en que la compañía sea notificada, analizará con sus abogados los términos de la misma y responderá dentro del proceso legal pertinente. Como corresponde, defenderemos enérgicamente la compañía y sus intereses”.

Lea más: Exclusiva E&N: ¿Avianca está en venta?

Kingsland es controlado por la familia Kriete, la cual estuvo al frente de TACA desde 1960, y la llevó a convertirse en una de las aerolíneas más grandes de la región, un proceso de consolidación que unió a la mayoría de compañías de bandera centroamericana en la década de 1980 y 1990.

El reclamo enfatiza que pese a que el proceso estratégico originó ofertas de dos grandes aerolíneas internacionales, en términos significativamente mejores para Avianca, Efromovich forzó a Avianca a perseguir la transacción con United dado que le brinda mayores beneficios.

De acuerdo con Kingsland, Efromovich ha negociado secretamente un acuerdo de beneficio propio con United Airlines para desviar cientos de millones de dólares de Avianca y sus accionistas, a objeto de evitar un desastre financiero personal.

“El imperio de Efromovich, que se encuentra en serios apuros, y que incluye aerolíneas colmadas de deudas, astilleros en bancarrota y hoteles y negocios energéticos operando a pérdida, ha sido llevado al límite por la peor recesión que Brasil ha encarado en los últimos 25 años. Según indican reportes en los medios de comunicación”, dice el comunicado.

Los negocios del magnate colomboboliviano, han sufrido tras la caía de los precios del petróleo, mientras que otras inversiones como OceanAir, aerolínea brasileña controlada por José Efromovich, también registra perdidas.

El periódico estadounidense The New York Times reveló a finales de año como la que inició como una relación cordial con German Efromovich se fue deteriorando con los años y empezó 2017 con visos de una demanda, la cual se centró en el manejo de la aerolínea.

En 2013, los dos accionistas mayoritarios aceptaron hacer pública su empresa combinada con acciones cotizadas en US$2.000 millones tanto en la Bolsa de Valores de Nueva York como en la de Colombia, un camino que con el tiempo se ha vuelto turbulento y propició un plan para reestructurar la compañía.

De acuerdo con el diario estadounidense parte de los reclamos surgieron tras conocerse que Efromovich metió a Avianca en tratos con otros de sus intereses de negocios, que se conocen como “transacciones entre partes relacionadas”. Estos arreglos son legales, siempre y cuando se lleven a cabo en beneficio de la empresa y de sus accionistas.

Los accionistas encontraron que las transacciones eran un desperdicio y acusaron a Efromovich de apoyar algunos de sus otros negocios en detrimento de la aerolínea. Destaca el caso del contrato a una empresa de autobuses -afiliada de Synergy- que brindaba transporte a los pilotos y asistentes de vuelo de Avianca, servicios por los que si bien pagó no fueron completados.

En problemas de mayor envergadura destaca el retraso en la entrega de dos aeronaves rentadas por Synergy, un caso que NYT documentó le costaron US$7,5 millones al holding.

“Para mí, una transacción entre partes relacionadas debe hacerse a distancia”, dijo el año pasado Kriete a NYT. “Cuando la empresa hace cosas con Germán que no haría con nadie más, la transacción entre partes relacionada está contaminada”.

RELACIONADAS