Claves Del Día
Fecha de publicación: 2016-12-23
  Ver Fotogalería

Nicaragua 2016: el inicio de la dinastía Ortega-Murillo

El año 2016, que está a días de concluir, representó la consolidación del régimen autoritario de Daniel Ortega, Presidente de Nicaragua, y el inicio de una nueva etapa en la historia del país: el potencial surgimiento de la dinastía Ortega-Murillo.


Por: Roberto Fonseca L.-estrategiaynegocios.net

Este recuento es un breve repaso de los 10 eventos más sobresalientes en Nicaragua en el año 2016, que marcaron la pauta de la agenda política en el país y a nivel internacional. El orden es cronológico.

voto-ni(800x600)

1. Mayor control del Poder Electoral

En febrero, la Asamblea Nacional convocó a la elección de dos magistrados propietarios del Consejo Supremo Electoral (CSE). Daniel Ortega propuso los nombres de dos militantes del Frente Sandinista, que habían ocupado y ocupaban cargos tras su elección presidencial en 2006. Por su parte, la bancada opositora presentó seis candidaturas, entre las que estaban personalidades de la sociedad civil. Finalmente se impuso el dedazo, y con los votos de la mayoría parlamentaria sandinista, se eligió a las dos militantes sandinistas propuestas por Ortega. De esa forma, se perdió la oportunidad de abrir un espacio político en el Poder Electoral y también se pasó por alto las recomendaciones de misiones electorales internacionales, que desde 2011 sugirieron cambios en la composición del CSE.

2. Rechazo a Observación electoral Internacional

En junio de 2016, durante la realización del Congreso del Frente Sandinista, Daniel Ortega, Presidente de la República, cerró de un tajo la posibilidad de que se autorizara la observación electoral nacional e internacional en los comicios generales de noviembre, pese a que más del 85% de la población nicaragüense así lo demandaba en las encuestas de la consultora M&R. “Observadores sinvergüenzas. Aquí acabó la observación, que vayan a observar a otros países”, dijo Ortega en un arrebato, rechazando por completo la invitación a misiones de la OEA, Unión Europea o del Centro Carter, entre otros.

3. Expulsión de funcionarios de Estados Unidos

En junio, el gobierno nicaragüense expulsó arbitrariamente a tres funcionarios estadounidenses, uno de ellos el académico Evan Ellis y a dos inspectores del Departamento de Aduanas de su país, provocando una crisis en las relaciones bilaterales, cuyos efectos todavía no se han disipado. “Ese tratamiento (migratorio) tiene el potencial de impactar negativamente las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Nicaragua, especialmente en comercio”, dijo John Kimby, portavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos. En el caso de Ellis, quien viajaba con pasaporte oficial, su misión era eminentemente académica, vinculada al proyecto del Gran Canal de Nicaragua.

Lea también: Expulsado por Ortega pone en duda el Canal de Nicaragua

4. Sala Constitucional despoja de la representación legal del PLI a Eduardo Montealegre

En junio, magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, leales al mandatario nicaragüense, desempolvaron una vieja pugna entre facciones del Partido Liberal Independiente (PLI) y aprovecharon para despojar de la representación legal de ese partido a Eduardo Montealegre, quien encabezaba la oposición legislativa en Nicaragua, y se la adjudicaron a Pedro Reyes, una figura poco conocida, a quien terminaron luego de retirársela meses después. Con esta decisión, se despojó de participar en los comicios de noviembre al sector más beligerante de la oposición nicaragüense, el cual había nombrado como fórmula presidencial a Luis Callejas y a Violeta Granera. De esta forma, se descabezó cualquier pretensión de unos comicios justos y transparentes.

Lea más: Reacción internacional por agresiones a opositores en Nicaragua ni

5. Destitución arbitraria de 28 diputados opositores

En julio de 2016, en una maniobra política conjunta y arbitraria, los poderes Electoral y Legislativo, ambos controlados por Daniel Ortega, destituyeron a 16 diputados propietarios y a 12 diputados suplentes, todos de la bancada opositora, despojándolos de su condición de legisladores, pese a que fueron electos por voto popular para el periodo 2012-2016. Los escaños fueron repartidos y ocupados por otros personajes afines al liderazgo del PLI aliado al gobierno.

Ortega-.11(800x600)

6. Ortega confirma que Rosario Murillo será su compañera de fórmula

En agosto, poco antes de cerrarse el plazo para la inscripción de las fórmulas presidenciales ante el Poder Electoral, Daniel Ortega anunció que su compañera de fórmula en los comicios de noviembre sería su esposa Rosario Murillo, en un acto sin precedente en la historia de Nicaragua. El mandatario y líder del FSLN justificó su decisión indicando que así se profundizaba la vocación de abrir mayores espacios a las mujeres. Sin embargo, la decisión provocó críticas de diversos sectores ya que lo consideraron una violación al artículo 147 de la Constitución Política y como una señal inequívoca de la vocación dinástica de la familia Ortega-Murillo. En el exterior se interpretó como una reedición de la última temporada de la serie House of Cards, de Netflix.

Lea también: "House of Latam": democracias atravesadas por el crimen

ortega-murillo-2016(800x600)

7. Gobierno otorga asilo político a expresidente Funes

En septiembre de 2016 se oficializó, por resolución ministerial 073-2016, que el Gobierno de Nicaragua otorgaba asilo político al expresidente salvadoreño, Mauricio Funes, y a su núcleo familiar –esposa e hijos- supuestamente porque sufría de persecución política en su país. En El Salvador, país donde gobernó en el periodo 2009-2014, Funes tenía abierta una investigación por los delitos de enriquecimiento ilícito durante su mandato presidencial. El exmandatario aseguró por Twitter que se presentaría a su país cuando lo requirieran las autoridades salvadoreñas, pero continua refugiado en Nicaragua.

ortega-gane(800x600)

8. Reelección de Ortega pese a abstención

En noviembre, tras unos comicios generales atípicos, sin competencia real, sin campaña electoral, sin observación nacional e internacional, y con un Poder Electoral completamente desacreditado y cuestionado dentro y fuera del país, Daniel Ortega resultó reelecto junto a su esposa Rosario Murillo. Según las matemáticas del CSE, controlado por completo por Ortega, el líder del FSLN ganó con 72,5% de los votos válidos. También aseguraron que ejerció el sufragio el 68,2% de los electores. No obstante, se observaron juntas de votación completamente vacías, con pocos votantes, en la mayor parte del país. Opositores estimaron que verdaderamente votó menos del 40% de la población, ganando entonces la abstención.

9. Represión a la marcha anticanal

El Consejo Nacional en Defensa de Nuestra Tierra, Lago y Soberanía, integrado por el movimiento campesino que se opone a la construcción del Gran Canal de Nicaragua, organizó una marcha nacional en demanda de la derogación de la Ley 840, que otorga la concesión canalera al empresario chino Wang Jing. Sin embargo, el régimen de Daniel Ortega, apoyándose en los aparatos represivos y coercitivos del estado nicaragüense, logró aplastar e impedir la movilización que saldría de la profundidad de las montañas del país y que concluiría en la capital. La represión policial y militar dejó un saldo de más de 18 civiles heridos –entre ellos Pedro Guzmán, un herido grave por bala- 18 desparecidos, y decenas de pobladores campesinos intoxicados por los gases lacrimógenos.

10. Diálogo con la OEA

En octubre, el gobierno de Nicaragua y la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) anunciaron oficialmente un diálogo político bilateral, que se desarrollaría en diferentes etapas y que culminaría con la visita oficial al país del Secretario General del organismo interamericano, Luis Almagro, los días 1 y 2 de diciembre. Durante su misión, Almagro sostuvo encuentros con amplios sectores políticos, económicos, religiosos y de la sociedad civil nicaragüense, culminando su misión con una entrevista con Daniel Ortega. Se prevé que el próximo 15 de enero, ya sea de forma conjunta o de forma unilateral, Almagro dé a conocer una propuesta de hoja de ruta para restablecer la institucionalidad y la democracia en Nicaragua.

" width="560" height="420">

RELACIONADAS