Finanzas
Fecha de publicación: 2017-08-29
Piggy Bank On Deckchair With Sunglasses
  Ver Fotogalería

Ocho consejos para estar preparado para una recesión

Nadie tiene una 'bola de cristal' para adivinar cuándo ocurrirá una recesión, por eso expertos recomiendan estar preparados para este escenario con nueve acciones muy sencillas.

Por El Financiero (México)

¿Quién puede asegurar el futuro de la economía?, ¿Es posible garantizar la estabilidad financiera de una nación? Los especialistas afirman que no, por eso es importante que las personas estén listas para afrontar en la mejores condiciones una recesión económica.

No importa si la economía de un país se mantiene al alza, la expansión no puede seguir para siempre. "Así funciona la economía. (...) La pregunta no es si habrá otra recesión, la pregunta es cuándo", afirmó Stacy Johnson, fundadora de Money Talks News.

¿Estás listo hoy para soportar las consecuencias de una economía quebrando mañana? ¿O en la próxima recesión vagarás en un McDonald's y tendrás que pensar dos veces antes de pedir papas fritas con tu hamburguesa?

Si aún no estás listo, te damos nueve consejos muy sencillos para que tus finanzas estén siempre preparadas.

1. Ahorra más

Revisa tu saldo en tu cuenta de ahorros y si no tienes una es momento de abrirla. Lo ideal que te calcules tus necesidades financieras mensuales, como renta, servicios, comida, gasolina y entretenimiento. El ahorro ideal es tener cubiertos seis meses como mínimo, lo ideal es un año.

2. Reduce tu dependencia salarial

¿Eres de los que se quedan sin dinero al día siguiente de que pagaron?
El asesor financiero Peter Dunn recomienda ser menos dependiente de tu ingreso regular, lo que él llama tu 'tasa de dependencia'.

Debes mejorar la administración de tus ingresos para mantener una tasa de dependencia salarial menor al 50 por ciento, que es el ideal.

3. Actualiza tu CV

Ningún trabajo es a prueba de recesión. Siempre debes estar listo para buscar un nuevo trabajo y el primer paso es mantener tu CV actualizado, nunca se sabe cuándo tendrás que mandarlo rápidamente.

Asegúrate de destacar y actualizar tus logros, títulos de trabajo y un resumen de tus habilidades. Sé honesto, no divagues y revisa dos veces para que esté libre de errores.

4. Extiende tus círculos profesionales

No esperes hasta estar desesperado por un empleo para acercarte a nuevos círculos, es común que los empresarios sientan que sólo les hablan cuando quieren algo.

"El ampliar tus círculos profesionales, además de refrescar constantemente con ideas, información y oportunidades, te mantienen presente en la mente de empresarios", dijo la estrategia Carlota Zimmerman en una entrevista a Money Talks News.

Busca grupos o eventos que se alineen con tus metas. Revisa las reuniones de exalumnos, de la industria o incluso toma cursos nuevos.

5. Busca un ingreso adicional

La economía llamada 'gig' hace más fácil que nunca ganar dinero extra. Puedes invertir en un Uber, vender mercancías en línea, tener un taller y hacer cosas que te gusten como carpintería, joyería o panadería y comercializarlos con tus conocidos o vecinos.

El dinero adicional puedes gastarlo sin tocar tu ingreso formal, invertirlo o pagar alguna deuda.

6. Paga tus deudas

Como los Lannister, es importante que siempre pagues tus deudas. Al mantener un endeudamiento bajo ahorras intereses, mantienes un mejor puntaje crediticio en caso de una emergencia; además te permite tener un mayor margen para invertir.

7. Registra tus gastos
Es más fácil alcanzar tus metas financieras si sabes a dónde va realmente tu dinero. Existen aplicaciones gratuitas de seguimiento de dinero, puedes ver todas tus cuentas en un solo lugar: cheques, ahorros, retiros y más. Algunos también le permiten crear presupuestos.

8. ¿Tienes inversiones? Quizá debas rerevisarlas
¿Cuándo fue la última vez que ajustaste tus inversiones? ¿Tienes demasiado dinero en acciones de alto riesgo?

Muchas personas en Estados Unidos se confiaron e invirtieron demasiado dinero en acciones antes de la última recesión económica. En consecuencia, muchos perdieron una buena parte de sus ahorros para la jubilación cuando la crisis económica llegó.

RELACIONADAS