Finanzas
Fecha de publicación: 2017-07-12

Bancos incluirán efecto climático en sus evaluaciones

Once bancos a nivel mundial incorporarán los efectos del cambio climático en sus análisis financieros y en las propuestas que presentan a sus clientes.

Por La Estrella de Panamá

Once de los principales bancos del mundo, junto a la Iniciativa Financiera de ONU Medio Ambiente, anunciaron su compromiso para desarrollar herramientas analíticas e indicadores para fortalecer su evaluación y divulgación sobre los riesgos y oportunidades relacionadas con el cambio climático

Tras la publicación el mes pasado de las recomendaciones finales del Grupo de Trabajo sobre Divulgación de Información Financiera relacionada con el Clima, del Consejo de Estabilidad Financiera, los bancos no solo reciben con beneplácito los lineamientos, sino que son los primeros de su industria en adoptar elementos clave de este marco innovador.

‘El mensaje de los pesos pesados del mundo financiero es claro: el cambio climático plantea una amenaza real y seria para nuestra economía', dijo el director Ejecutivo de ONU Medio Ambiente, Erik Solheim. Hay enormes oportunidades de negocio en el campo de la acción climática, apuntó.

La transparencia sobre cómo las instituciones financieras mitigan los riesgos y aprovechan las oportunidades mientras hacen frente al cambio climático es crucial para impulsar a los mercados a apoyar activamente un mundo resiliente y bajo en carbono, agregó.

El Consejo de Estabilidad Financiera, presidido por el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, encargó al Grupo de Trabajo que desarrollara lineamientos para divulgaciones sobre riesgos financieros relacionados con el clima para que fueran usados por compañías, inversionistas, prestamistas y aseguradores.

La idea es aumentar la cantidad de información confiable sobre la exposición de las instituciones financieras a este tipo de riesgos y oportunidades, para fortalecer la estabilidad del sistema financiero y ayudar a impulsar inversiones favorables al clima.

El Grupo de Trabajo, presidido por el ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, publicó a finales de junio las recomendaciones finales, que fueron presentadas al G20 la semana pasada.

Las recomendaciones son bien recibidas tanto por las instituciones financieras como por la sociedad civil, ya que el papel de esta industria en el cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París se hace cada vez más claro.

El primer proyecto de implementación de las recomendaciones pone a la vanguardia a estos once miembros de la Iniciativa Financiera de ONU Medio Ambiente. Los resultados de sus esfuerzos se harán públicos para alentar a los bancos en todo el mundo a adoptar los escenarios, modelos y enfoques desarrollados.

‘La financiación sostenible tiene dos imperativos: mejorar la contribución de las finanzas a un crecimiento sostenible, bajo en carbono e inclusivo y garantizar la estabilidad a la luz de los riesgos ambientales como el cambio climático', dijo Christian Thimann, director de Estrategia, Sostenibilidad y Asuntos Públicos del Grupo AXA.

‘Lograr estos dos objetivos requiere de que las corporaciones financieras y no financieras proporcionen más transparencia sobre cómo planean abordar los riesgos y oportunidades relacionados al cambio climático, y eso precisamente es lo que enfatiza el marco del Grupo de Trabajo', explicó.

Después de la cumbre G20, ahora el tema es la implementación: ¿cómo puede la industria financiera poner este marco en práctica? A través de esta plataforma de bancos y otras que están dirigidas por miembros de la industria, la Iniciativa Financiera de ONU Medio Ambiente está ayudando al sector financiero a hacer precisamente eso: pasar de la conciencia a la acción.

Para Shayne Elliott, director Ejecutivo del banco ANZ, las empresas deben mejorar en la presentación de informes sobre su gestión de los riesgos y las oportunidades para que sus accionistas y bancos tomen decisiones más informadas. ‘Estamos haciendo nuestra parte con la adopción temprana de las recomendaciones del Grupo de Trabajo, uniéndonos a esta iniciativa y señalando así que buscaremos una mayor divulgación a nuestros clientes sobre sus riesgos y oportunidades relacionados con el clima'.

Jes Staley, director Ejecutivo Barclays PLC, dijo que Barclays se complace en poder continuar su participación al unirse a este grupo de la Iniciativa Financiera de ONU Medio Ambiente. ‘Poner la teoría en práctica -o explorar la mejor manera de implementar las recomendaciones- y crear una mayor transparencia para todos los participantes, es un esfuerzo que esperamos hacer con nuestros compañeros', manifestó Staley.

David Gall, oficial jefe de Riesgo de National Australia Bank, por su lado, reconoció la creciente demanda de divulgación de información para ayudar a los inversionistas, clientes y accionistas a tomar decisiones más informadas sobre las oportunidades y los riesgos en materia de carbono.

Luiz Carlos Angelotti, director Ejecutivo de Bradesco, dijo que si las empresas e inversionistas adoptan sus recomendaciones e incluyen una cuestión tan importante en sus discusiones estratégicas, ciertamente se facilitará la transición hacia una economía baja en carbono, reduciendo los impactos en los precios de los activos y creando nuevas oportunidades de negocio.

Vasuki Shastry, director Global de Asuntos Públicos y Sostenibilidad de Standard Chartered Bank, destacó que el cambio climático es un problema que requiere acciones mundiales.

Ed Skyler, vicepresidente Ejecutivo de Asuntos Públicos de Citi, considera que la escala y la sofisticación del riesgo y las oportunidades climáticos continúan creciendo y el sector financiero tiene un papel importante en la definición del camino a seguir. ‘Trabajar juntos para refinar nuestros enfoques para mejorar la divulgación ayudará a acelerar la transición hacia una economía baja en carbono', subrayó.

Liselotte Arni, directora de Riesgo Ambiental y Social de UBS, señaló que la iniciativa representa un gran paso para ayudar a las empresas e inversionistas a evaluar los riesgos asociados con el cambio climático.

Denise Hills, superintendente de Sostenibilidad de Itaú y copresidente del Comité Directivo de la Iniciativa Financiera de ONU Medio Ambiente, dijo que su participación en esta iniciativa fortalece sus compromiso con una economía global en transición. ‘Al mismo tiempo, refuerza nuestro propósito de ser un agente de transformación, de añadir valor para nuestros clientes, accionistas y para la sociedad, de una forma ética, consistente y responsable', concluyó.

RELACIONADAS