UniqMag

Internet, canal de nuevos negocios

Por José Barrera, estrategiaynegocios.net

Alfredo Atanacio Cader es parte de una nueva generación de emprendedores salvadoreños. Es el fundador y CEO de Uassist.ME, una firma dedicada a proveer ayuda administrativa remota. Atanasio es claro al decir que emprender en El Salvador no es fácil.

Sin embargo, ha logrado salir adelante con un proyecto poco común para alguien de su edad y en especial por su apuesta por la prestación de servicios de alto valor agregado que rompen con el esquema tradicional de productos para el mercado local o de exportación para salvadoreños residentes en el exterior.

Uassist.ME nació bajo el concepto de asistente personal, que puede prestar servicios a personas en cualquier lugar del mundo potenciando al máximo el uso de internet. El camino puede parecer sencillo, sin embargo, este emprendedor salvadoreño dice que incluso tuvo que luchar contra las “leyes de Murphy”, sortear una serie de desafíos que de no ser por la perseverancia le habrían llevado a dejar atrás su proyecto en su primer semestre.

Atanacio Cader comenzó su aventura en 2009, tras tres años como empleado, cuando decidió ponerse a prueba como su propio jefe. Algo que ahora matiza porque sus jefes son sus clientes e incluso su equipo de colaboradores que presta servicios a distancia a clientes de todo tamaño en casi todos los rincones del planeta. Esto le demanda laborar de lunes a domingo, algo que asegura “le apasiona”.

“Estamos en todos los continentes, a excepción de Antártida”, añade con plena confianza, al comenzar a enumerar contratos con personas en India, Rusia, Tailandia y otros países, pero principalmente con residentes en Estados Unidos. Gracias a Uassist.ME, en 2012 fue elegido por la prestigiosa revista Inc. Magazine dentro del listado “30 Under 30”, reconocimiento que le ha permitido establecer networking con otros emprendedores de lugares tan remotos como Tazajistan, por ejemplo.

Pero Uassist.ME es solo una pieza de un proyecto en construcción por parte de este emprendedor salvadoreño, que también concibió a la consultora de recursos humanos MiCV (que surgió de las mismas necesidades de la empresa de outsorcing), Point (una plataforma para impulsar el coworking donde se alojan más de 30 oficinas de nue-vos emprendedores) y Live, el primer edificio de alojamiento universitario.

Actualmente, además de seguir desarrollando sus ideas, Alfredo Atanacio Cader comparte sus experiencias como profesor de medio tiempo en la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN), donde busca animar a emprendedores más jóvenes que él para que sean factores de cambio, bajo la premisa de que se pueden crear productos y servicios de alto valor agregado para ofrecer a un mercado global que sabe apreciar la calidad.

Envía tu comentario