Especiales
Fecha de publicación: 2018-09-03
  Ver Fotogalería

Centroamérica está más cerca de la equidad de género

Equilibrar las condiciones de trabajo para todos se convierte en un desafío para las organizaciones actuales, donde las generaciones piden igualdad e inclusión.

Por Lesslie de Davidovich, gerente general regional de Great Place to Work Institute Centroamérica & Caribe

Recientemente, en la publicación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre las Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo-Tendencias del Empleo Femenino 2018, se reconocieron avances para la situación de las mujeres en el mundo del trabajo e igualdad de género en la sociedad. Entre estos avances, se señala la disminución de la brecha en la tasa de participación en la fuerza de trabajo entre género, la cual para este año 2018 se estima en una diferencia para la región de América Latina y el Caribe de 25.6 puntos porcentuales.
La disminución de la brecha reportada, y aún marcada, trae consigo el incremento en la conciencia de la importancia que genera la igualdad de género en la fuerza laboral para reducir la pobreza e impulsar el desarrollo económico de los países.
Este enfoque es muy relervante para Great Place to Work® Institute, ya que su misión está centrada en construir un mundo mejor, ayudando a las organizaciones a convertirse en los mejores lugares para trabajar PARA TODOS, buscando impactar con un fuerte eco dentro de la región.


Screenshot_2.471(800x600)
En el último ranking que publicamos de Los Mejores Lugares para Trabajar® en Centroamérica y Caribe 2018, participaron de la encuesta más de 200 organizaciones y más de 125.000 colaboradores.
A partir de esta información, pudimos observar que las organizaciones toman conciencia y buscan mejorar las condiciones laborales que impactan la vida de sus colaboradores, por ende la brecha de la tasa de participación entre mujeres y hombres es de 12 puntos porcentuales, muy por debajo de las estimaciones regionales reportadas.
Según el informe de la OIT sobre las Tendencias del Empleo Femenino 2018, menos de un tercio de las mujeres logran ocupar puestos de dirección intermedia y superior, y menos del 5% logran un cargo de dirección general. Dentro de las organizaciones participantes en el ranking de Great Place to Work®, esas brechas, aunque marcadas a favor del personal masculino, se reducen. La presencia femenina en cada nivel supera el tercio de la población, por lo que en dichas organizaciones logran mejorar la calidad de vida y disminuir la brecha existente en el acceso a tales niveles por parte de las mujeres.

Screenshot_3.308(800x600)

El último ranking elaborado por Great Place to Works® Institute Centroamérica y Caribe se caracterizó por contar con una participación del 44% de mujeres. De dicho grupo, el 88% afirmó que forma parte de un excelente lugar para trabajar, mientras que entre las organizaciones que no calificaron en la lista solamente el 66% de las mujeres opinó que forma parte de un excelente lugar para trabajar.
Esta diferencia en la percepción general del lugar de trabajo refleja que aún existen situaciones laborales que deben mejorarse. Es notable que en los lugares que logran certificarse la opinión entre hombres y mujeres es equitativa versus aquellos que no lograron calificar, donde sí es posible notar una diferencia de cuatro puntos porcentuales, estando por debajo la percepción de las mujeres. Esta diferencia lleva a concluir que existen brechas en las condiciones laborales que son perceptibles según sexo.

Screenshot_4.197(800x600)

Cuando revisamos los resultados considerando el nivel jerárquico según sexo, notamos que en las organizaciones que logran calificar y ser un excelente lugar para trabajar, la experiencia de sus colaboradores es más equitativa por sexo que en aquellas que no logran calificar, donde la brecha entre mujeres y hombres resulta mayor, así como un resultado menor a cada nivel jerárquico.
En esta continua lucha por mejorar las condiciones laborales para las mujeres a nivel regional, las organizaciones que forman parte de Los Mejores Lugares para Trabajar® en Centroamérica y Caribe, demuestran su compromiso con este objetivo y se consolidan como un referente en cada uno de los países donde operan.
Prueba de esto, citamos algunos de los beneficios que son parte de estas culturas de trabajo que ofrecen una experiencia única a sus colaboradores. En cuanto a las oportunidades de capacitación y desarrollo profesional, y a la condición de contar con los recursos y herramientas necesarios para realizar las labores, las organizaciones calificadas logran resultados superiores, con respecto a las no calificadas. El 88% de las mujeres considera que tiene los recursos y herramientas necesarios versus el 68% en las organizaciones no calificadas. Asimismo, entre las mujeres, se mantiene 27 puntos porcentuales por arriba la respuesta sobre la capacitación para el desarrollo profesional que se les ofrece, en las organizaciones calificadas frente a las no calificadas.

Otros de los factores que reflejan ese bienestar laboral es el salario y el equilibrio entre la vida laboral y personal. En las organizaciones calificadas, las mujeres consideran tener un salario justo 24 puntos porcentuales por arriba de las no calificadas, así como tener la oportunidad de equilibrar su vida personal y laboral en un 78%, cifra similar a la que alcanzan los hombres y superior en 30 puntos con respecto a las organizaciones no calificadas.
Ser parte de Los Mejores Lugares para Trabajar® es un desafío que las organizaciones de la región enfrentan, no solo por ofrecer beneficios a sus colaboradores, sino por mantener un equilibrio de estos beneficios para todos sus integrantes. Es muy posible que las organizaciones cuenten con capacitaciones, prestaciones, reconocimientos, programas de
bienestar, facilidades de homeoffice, etcétera, pero si estas condiciones no son para todos, muy difícilmente se logre obtener la aprobación y satisfacción de quienes laboran. Como consecuencia los colaboradores no dan lo mejor de sí mismos y se afectan los resultados esperados.

Por estos y muchos aspectos más, las organizaciones que buscan convertirse en mejores lugares de trabajo, a pesar de tener comprometido todo el potencial humano en obtener sus resultados de negocio, constituyen un referente en la sociedad al buscar romper las brechas existentes en la región sobre las desigualdades en las condiciones laborales entre hombres y mujeres. Al hacerlo, permiten a sus colaboradores lograr una mayor calidad de vida para sí
mismos y sus familias, acercándonos cada vez más en la construcción de un mundo mejor PARA TODOS.

RELACIONADAS