Estrategia & Negocios. Portada Impresa 215
Contactos
Lovemarks

Pascual: Productos que hacen soñar

Reconocida por sus deliciosas galletas crocantes, aquellas que remontan a la infancia de los panameños y que por su inigualable sabor satisfacen a los paladares más exigentes. Esta característica le ha permitido a la marca consolidarse como una de las compañías más reconocidas en el sector.

  • 2017-04-17 |
  • Esta entrada tiene
  • Comentarios

  • 0 Favoritos
  • + Tweets
  • |
|
AGREGAR A MIS FAVORITOS

Por eyn.net

Para garantizar la calidad y la innovación de nuevos productos, cuenta con un proceso de producción y manufactura que es monitoreado cuidadosamente, selecciona la materia prima de mejor calidad y se esmera por diferenciarse en empaque y distribución.

Tiene una trayectoria que ha construido de la mano de un equipo humano altamente comprometido y es respaldada por los altos estándares y certificaciones con los que cuenta, como el de Buenas Prácticas de Manufactura (HACCP), el Sistema Internacional Preventivo y de Seguridad de Alimentos y el Sistema BASC.Sus inicios datan de los tiempos de la posguerra, cuando los hermanos Juan y Vicente Pascual fundaron la primera fábrica de galletas de Panamá, con solo 20 empleados y un proceso de fabricación artesanal.

Curiosidades de Pascual

Pascual es reconocida por las incomparables galletas crocantes que han hecho que hasta los paladares más exigentes se sorprendan por su inigualable sabor, una característica que se ha convertido en un secreto exitoso guardado por 70 años. Por ello, se ha consolidado en Panamá como una de las compañías de galletas más reconocidas en el territorio nacional que ha ganado con méritos el liderazgo que hoy tiene.
La compañía cuenta con un proceso de producción y manufactura cuidadosamente monitoreado desde la selección de la materia prima, pasando por el control de calidad de cada uno de los productos, hasta la fabricación, empaque y distribución. Este proceso se controla a través de una división de Investigación y Desarrollo encargada de optimizar procesos y desarrollar nuevos productos.
Toda una trayectoria que se ha construido gracias a un equipo humano altamente comprometido e identificado con la misión de la empresa, con un ambiente de trabajo que los llena de satisfacción y orgullo. Así, Pascual cuenta con Sistemas de Gestión reconocidos internacionalmente, tales como el de “Buenas Prácticas de Manufactura”, basadas en el programa HACCP (Hazard Analysis Critical Control Points), Sistema Internacional Preventivo y de Seguridad de Alimentos, que garantiza que las instalaciones de la planta estén en las mejores condiciones, que el personal esté debidamente capacitado en normas de higiene y que las operaciones funcionen óptimamente. Otra certificación con la que cuenta, es el Sistema BASC (Business Alliance for Secure Commerce), el cual promueve un comercio seguro. Adicionalmente está certificada con el sello de calidad Kosher en muchos de sus productos.

pascual.7(800x600)

Historia de la marca

En 1946, cuando los hermanos Juan y Vicente Pascual fundan la primera fábrica de galletas en Panamá, en el área de Vista Hermosa, con solo 20 empleados y un proceso de fabricación de galletas artesanal, que empezó a conquistar el paladar del panameño. Luego, en 1951 se introducen en el mercado los caramelos Pascual que desde entonces, han estado presentes en todas las celebraciones, piñatas y canastitas.
En los años 60, entra a participar en la categoría de snacks e inaugura su nueva planta de producción en el corregimiento de Juan Díaz, donde aún se encuentran sus instalaciones.
En 1973, y gracias al crecimiento de la producción, Pascual inaugura sus Agencias en el interior del país, una en el área de Provincias Centrales y otra en Chiriquí, asegurando así una distribución más completa y eficiente. En el 2012 Pascual pasa a formar parte de EPA - Empresa Panameña de Alimentos -, una empresa con más de 1.800 colaboradores enfocados en seguir ofreciendo a los panameños productos de alta calidad y promoviendo la innovación, el liderazgo y el crecimiento.

Envía tu comentario