Empresas & Management
Fecha de publicación: 2015-07-14
  Ver Fotogalería

Sólo un 6,4% de los CEOs en Latinoamérica son mujeres

Los indicadores de gobernabilidad de las mujeres en las empresas más importantes de la región han mejorado; sin embargo falta mucho para igualar a los países desarrollados. ¿Cómo lograr una mayor inclusión?

Por Dinero

Según el reporte “Corporate Women Directors International 2015”, las mujeres ocupan el 6,4% de los puestos en las juntas directivas de las 100 empresas más grandes de Latinoamérica. Además, cerca de la mitad de estas empresas no cuentan con ninguna mujer en sus directorios. En Europa el porcentaje de inclusión directiva femenina es del 20%, EEUU 19,2% y Asia-Pacifico del 9,4%.

MujeresCEOen el mundo(800x600)
Durante la década pasada, el porcentaje de inclusión directiva por parte de las mujeres únicamente aumento el 1,3%, mientras que en el mundo esta cifra alcanzó el 7,4%.

El reporte insiste que es importante incorporar a las mujeres a las juntas directivas porque es parte de lograr crecimiento económico y competitividad global. En el caso de los negocios, aunque aún no se perciba el impacto económico y racional de promover la participación de las mujeres en los niveles más altos del liderazgo corporativo sí impacta a la hora de compararse con sus pares globales.

MujeresCEOenLATAM(800x600)

Colombia por su parte es el líder regional ocupando mujeres en cargos directivos. El 13,4% de los cargos directivos en las principales compañías colombianas pertenecen a mujeres. En segundo lugar esta Brasil con el 6,3%. Les siguen México y Chile con 5,1% y 3,2% respectivamente.

Colombia también lidera el ranking de compañías con el mayor número de mujeres en posiciones directivas, con el Grupo Argos a la cabeza, en donde el 28,6% de los altos cargos pertenecen a mujeres. En total Colombia posee 3 empresas en los primeros 10 lugares.

Habilidades financieras, ventaja competitiva

Maya Hennerkes, especialista de Operaciones Financieras Privadas y asesora del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), resalta cuatro lecciones de su experiencia en el programa W50, un programa realizado por el Banco Santander, en el cual invitó a 50 mujeres de América Latina al Anderson School of Management de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) para darles la formación necesaria al momento de dirigir en las juntas directivas corporativas de la región.

1. Conocer sus números

Las habilidades financieras y la visión para los negocios son de vital importancia. La comprensión de las finanzas les permite tener más responsabilidad en las pérdidas y ganancias. Es una cualidad que les permite ser promovidas con mayor rapidez a posiciones de liderazgo dentro de las compañías.
En los resultados del estudio de Catalyst “Why diversity matters” de 2012, se encontró que aquellas compañías que tenían mayor número de mujeres en juntas directivas sobrepasaron el rendimiento de ventas en un 16% y el retorno sobre el capital invertido en 26% a aquellas donde había una menor incidencia femenina.

2. Red Social

Vincularse a las asociaciones de la industria en las que se trabaja puede ser una gran herramienta para conectarse a una red de contactos en las juntas directivas. El acceso a diferentes juntas en una misma empresa también es importante, ya que las empresas exitosas suelen incorporar miembros entre sus propios grupos. El objetivo es obtener reconocimiento dentro y fuera de la compañía para fortalecer los lazos en el proceso de ascenso.

3. Toma de riesgos conscientes

Durante la semana del W50, ponentes y profesores enfatizaron en que muy pocas personas alcanzaron el nivel ejecutivo mientras jugaban de manera segura. Tomar riesgos conscientes y responsables es una característica reconocida de un verdadero líder.

4. Conducir estrategias propias

El pensamiento estratégico es calificado como de los más importantes en cuanto a selección directiva se refiere. Ser capaz de articular una estrategia es esencial para desarrollar una marca propia e identificar las ventajas competitivas. Conocer el valor específico para potencializar la junta corporativa es como resultado vender su marca.

RELACIONADAS