Empresas & Management
Fecha de publicación: 2015-06-29

Zara es acusada de clasificar a los clientes según su raza

Un estudio a las tiendas de Zara en Nueva York ha revelado que los empleados tienden a desconfiar más de los visitantes de raza negra.

Por Gestión

El Center for Popular Democracy publicó un informe donde ha encuestado a 251 empleados de Zara en Nueva York, y un alto porcentaje de ellos admite clasificar a los clientes en función de si son sospechosos de robar en la tienda.

Según informó el portal Marketing Directo, la cada de ropa Zara tendría, al parecer, una política en la que se pide a los trabajadores identificar si un cliente puede parecer un potencial ladrón. En ese caso una “orden especial” hace que el empleado deba seguir y vigilar a la persona dentro de la tienda. Lo más sorprendente del informe sería que el 57% de los encuestados que reconocen estar familiarizados con este tipo de acciones, el 46% de ellos aseguran que los clientes de raza negra son etiquetados de esta manera “siempre” o “frecuentemente”.

El estudio concluye que “los consumidores de raza negra son siete veces más propensos a ser etiquetados como sospechosos que los de raza blanca”. Y este “filtro” también se lleva a cabo a la hora de las devoluciones de artículos y es que el estudio asegura que “la gente de color es tratada de manera diferente cuando intentan devolver o cambiar un producto”.

De acuerdo al portal español, esta no es la primera vez que Zara se enfrenta a este tipo de acusaciones contra las que lleva luchando durante años. La sombra de la sospecha siempre ha sobrevolado la compañía, aunque en otras ocasiones no ha afectado a su volumen de negocio.

RELACIONADAS