Empresas & Management
Fecha de publicación: 2017-04-18

8 signos sorprendentes que muestran que eres superinteligente

Si eres de los que duda sobre sus capacidades intelectuales, no te preocupes: hay ciertos signos probados científicamente que pueden probar que tienes un cerebro superior al de la media.

Por El Confidencial

Una cosa es que te consideres inteligente y otra muy distinta es que lo seas. Hay personas que están seguras de que han sido agraciadas con esta virtud, pero ¿están en lo cierto? ¿Son imaginaciones suyas? ¿Se tienen en demasiada consideración? Si eres de los que duda sobre tus capacidades intelectuales, no te preocupes más. Hay ciertos signos probados científicamente que pueden probar que has sido dotado con un cerebro superior al de la media. A continuación, tienes los ocho señales sorprendentes de que tienes más inteligencia que las personas que te rodean.

1) Eres el mayor de los hermanos

Siempre has mirado por encima del hombro a tu hermano menor, y ahora tienes una razón doble para hacerlo: eres más inteligente que él, y que la media de la población. Una nueva investigación realizada por la Universidad de Edimburgo ha confirmado lo que hace años se viene creyendo: que los hermanos mayores tienen un mayor cociente intelectual.
El estudio probó de hecho que esta cualidad se vuelve evidente ya con niños de apenas un año de edad. Los investigadores siguieron el crecimiento de 5.000 niños desde antes de nacer hasta que tuvieron 14 años. Les evaluaron cada dos años, a través de pruebas de lectura, escritura y vocabulario. Recabaron los datos y descubrieron que aunque los padres apoyaron a sus hijos por igual, es cierto que los hermanos mayores hicieron más tareas que mejoraron así sus habilidades intelectuales y cognitivas.

Esta investigación no es la única que lo pone de manifiesto. El profesor Petter Kristensen, del Instituto Nacional de Salud de Oslo, Noruega, ya demostró que el vínculo entre inteligencia y haber sido el primer hijo probablemente no era biológico, sino "más bien resultado de factores sociales dados el ambiente familiar".

2) Sueles tener ansiedad

La ansiedad y el estrés van unidos de la mano. Se trata de unos fenómenos que han comenzado a estudiarse de manera relativamente reciente. Desde principios del siglo XX, el estrés ha continuado estudiándose con el objetivo de determinar las causas: distintos estudios coinciden en que factores como el dinero, el trabajo, la salud o las responsabilidades familiares tienen mucho que decir en la aparición de los primeros síntomas del estrés.
Si todo esto te parece demasiado familiar, ya que sueles sufrir de ansiedad más de lo que deberías, puedes considerarte más inteligente que la media. Las personas con un mayor CI se preguntan sobre el sentido de la vida y acerca de la existencia. Esto provoca que los niveles de ansiedad se disparen, pues no tener una respuesta a preguntas trascendentes puede causar un especial desasosiego.

3) Eres escéptico
El escepticismo en ocasiones es visto como desconfianza y no tiene por qué ser así. De hecho, al contrario. Si sientes aversión a aceptar las ideas sin digerirlas y, además, convertirlas directamente en evidencias sin cuestionarlas, eres inteligente. Una persona con alto CI es aquella que tiene curiosidad, quiere conocer nuevas cosas, pero sin darlas por hecho y tiene la suficiente independencia como para saber que lo que hoy puede ser válido, quizá mañana ya no lo sea. Al final, tener siempre todo claro y en todo momento no es más que un signo de ausencia de cuestionamiento y desinterés por conocer otras realidades. Nunca es todo ni blanco ni negro, existe una amplia gama de grises.

4) Tu madre tenía náuseas durante el embarazo
Mientras estabas en el vientre, tu madre cayó enferma por tu culpa. Y eso demuestra que eres más inteligente que la media. Una investigación de Toronto siguió a madres embarazadas durante la gestación y a sus hijos después del parto. Los investigadores demostraron que aquellas madres que sufrían náuseas matinales dieron a luz a niños más inteligentes, como demostraron las pruebas de CI que les hicieron.
¿La explicación? Las madres que tenían náuseas matinales exponían a sus bebés a niveles más altos de hormonas del embarazo, como estradiol y prolactina, lo que podía haber condicionado a un mejor desarrollo del cerebro del feto, aseguran los autores del estudio.

5) Te acuestas siempre tarde
Diversos estudios apuntan a que las personas más inteligentes tienen más problemas para dormir. La razón es que el fluir de pensamientos está mucho más activo en ellas, de manera que les es más difícil relajarse, además de que suelen desarrollar más estrés. También prefieren hacer vida por la noche, ya que favorece su creatividad y su desarrollo.
Una de estas investigaciones la encontramos en Reino Unido. Tras seguir a más de 20.000 adolescentes durante ocho años, los investigadores descubrieron que aquellos con mayor CI eran más propensos a ser noctámbulos en la edad adulta.

Eso puede ser debido a que las personas con capacidades cognitivas más altas han evolucionado para anular su ritmo circadiano natural, o reloj interno, detallan los investigadores. Nuestros antepasados ​​dormían instintivamente por la noche para evitar a los depredadores nocturnos, pero los seres humanos inteligentes y modernos han evolucionado más allá de esos riesgos y se han adaptado para aprovechar las horas nocturnas.

6) Odias las multitudes
¿Odias conducir a la ciudad, los grandes eventos o bares llenos? Puede ser un signo de que eres inteligente. Investigadores de Reino Unido encuestaron a 15.000 adultos y encontraron que las personas con altos cocientes de inteligencia eran menos felices cuando vivían en una zona densamente poblada, como una gran ciudad. Estas mismas personas reportaron una mayor satisfacción con la vida cuando pasaban menos tiempo socializando con sus amigos que las personas con un CI inferior.
¿La explicación? El estudio, detallado por 'Prevention', detalla que nuestros antepasados ​​vivían en tribus muy unidas, y la socialización era a menudo necesaria para la supervivencia. Las personas altamente inteligentes se han desarrollado potencialmente más allá de la necesidad de ese apoyo, lo que significa que pueden haberse adaptado a nuestra sociedad sin depender de sus pares.

Además, las personas más inteligentes disfrutan de su soledad y de pasar tiempo con ellos mismos. Aceptar la soledad significa por una parte aceptarse más a uno mismo, mientras que, por otro lado, hace menos necesaria la aprobación de los demás.

7) Perdiste tarde la virginidad
Una investigación realizada en el año 2000 por la Universidad de Carolina del Norte demostró que los adolescentes que tenían relaciones sexuales eran menos inteligentes que sus compañeros. "Los adolescentes con puntuaciones más altas en la prueba de vocabulario eran significativamente menos propensos a tener relaciones sexuales completas a esa edad", estableció el estudio.

8) Eres muy desordenado
Deja de sentirte culpable por el desorden de tu casa y de tu mesa de trabajo, pues es un indicador de inteligencia. Así lo determinan diversos estudios, como el realizado por los investigadores de la Universidad de Groningen en 2012, el cual estableció que tener un escritorio hecho un desastre puede conducir a la gente a tener un pensamiento más lúcido.
Otra investigación realizada por la Universidad de Minnesota también lo demostró la relación entre inteligencia y desorden. En un experimento, los científicos pidieron a unos 50 participantes que idearan nuevos usos para las pelotas de ping-pong. Las personas cuyas habitaciones estaban desordenadas (libros y papeles por todas partes, incluso el suelo) tuvieron la misma cantidad de ideas que aquellos que tenían habitaciones limpias, no obstante las de los primeros fueron calificadas por jueces independientes como significativamente más interesantes y creativas.

RELACIONADAS