Empresas & Management
Fecha de publicación: 2015-10-15

Flor de Caña, 125 años de tradición familiar

Ron nicaragüense presenta nueva plataforma de comunicación internacional.

Por: estrategiaynegocios.net

Flor de Caña presenta nueva plataforma de comunicación internacional NACIDO DE LA TIERRA, LEGADO DE GENERACIONES (LAND MADE, LEGACY REFINED) que da a conocer la historia de nuestro legado y refuerza el posicionamiento de Ron Flor de Caña como un producto sofisticado, con cinco generaciones de tradición y un continuo compromiso con su origen, ofreciendo un amplio portafolio de Rones añejos de la más alta calidad internacional.

Nacido de la tierra

Si algo distingue a la marca es la calidad de su materia prima, la cual nace a la sombra del volcán San Cristóbal, uno de los más activos de Nicaragua y Centro América, con un suelo rico en nutrientes que permite cosechar una distinguida caña de azúcar hasta su florecimiento, por lo cual lleva con orgullo el nombre de Flor de Caña. Esta caña de azúcar, que nace en una tierra con condiciones características, concede melazas más ricas y complejas, que permiten crear un Ron único con carácter elegante y balanceado.

Cada elemento de Ron Flor de Caña es cultivado, procesado y añejado en su destilería, ubicada en Chichigalpa, Nicaragua, por lo que se denomina Single Estate. La combinación de los ingredientes más finos, bajo la supervisión de la familia - 5 generaciones de expertos – aseguran la más alta y sostenida calidad que nos distingue.

Legado de generaciones

En 1890 Don Francisco Alfredo Pellas fundó el Ingenio Azucarero San Antonio, en Chichigalpa, Nicaragua. En esta época inicia la tradición familiar por el Ron, luego de que nuestros fundadores tuvieron la visión y valentía para atreverse a cultivar caña de azúcar en la riqueza de esta tierra.

Fue la capacidad de ver más allá, el espíritu aventurero y la pasión por cosechar la mejor caña de azúcar, que los llevaron a crear un Ron para celebrar el final de las cosechas, dando así origen a Ron Flor de Caña, hoy líder en Centroamérica y reconocido mundialmente.

Flor de Caña es añejado naturalmente bajo el proceso denominado Slow-Aged™, en pequeñas barricas de roble blanco americano sin la ayuda de aditivos acelerantes o artificiales, y en bodegas con ventilación natural - expuestas a las altas temperaturas y humedad del trópico nicaragüense - lo que concede un Ron de notable color ámbar y distintivo sabor.

Ahora, luego de cinco generaciones, el legado de Ron Flor de Caña continúa bajo la misma tradición familiar, con 125 años de historia alcanzando y conservando la perfección en nuestros Rones.