Empresas & Management
Fecha de publicación: 2016-09-06

Honduras: Parque solar cubre el 30% de energía de ZAMORANO

La universidad decidió invertir en el desarrollo de su propio parque solar, el cual produce 1 mega de energía, cubriendo aproximadamente el 30% de la demanda energética del campus.

Por agencias


La constante innovación ha sido parte de la Escuela Agrícola Panamericana, ZAMORANO, desde su fundación en 1942, con el fin de formar profesionales de excelencia que hacen la diferencia y contribuyen a alimentar el mundo poniendo en práctica sus conocimientos, valores y talentos.
ZAMORANO es referente por la calidad de su educación, sus egresados, por formar a jóvenes de muchos países, por su metodología única de enseñanza práctica denominada Aprender Haciendo, su proyección y sus investigaciones que contribuyen a resolver problemas actuales relacionados al agro y a mejorar la calidad de vida de cientos de personas.

Una de sus mayores contribuciones es la producción de semillas de frijol mejoradas para Centroamérica, el Caribe y algunas áreas de Suramérica. En los últimos 30 años, a través del Programa de Investigaciones en Frijol, ha desarrollado 50 variedades de frijol, la más reciente es una variedad con más de 30% de contenido de hierro y 20% de contenido de zinc, que tiene un impacto significativo en la nutrición de la población.

La universidad decidió invertir en el desarrollo de su propio parque solar, el cual produce 1 mega de energía, cubriendo aproximadamente el 30% de la demanda energética del campus. En esta primera fase instaló 2,940 paneles solares. Recientemente, inició el proceso para certificarse como una universidad verde y concluyó un edificio ícono en la región centroamericana, con tecnologías ecoamigables. Posee un Parque Agroindustrial único en Latinoamérica, utilizado con fines académicos, y laboratorios equipados con tecnología de punta que permiten a los estudiantes ser conscientes y partícipes en la creación de soluciones prácticas en el mundo. Esta infraestructura también presta servicios a productores y empresas para mejorar su competitividad en los mercados.

ZAMORANO es una fuente permanente de conocimientos y transferencia de tecnologías a cientos de productores, técnicos, educadores y científicos. Como universidad ha tomado con mayor protagonismo la responsabilidad de responder a los problemas en la sociedad y ligar la educación para dar soluciones. En El Salvador ha impulsado más de 15 proyectos de investigación aplicada y asistencia técnica en alianza con distintas instituciones para fortalecer el sector agropecuario.

Programas académicos
El alumnado participa en 43 módulos de trabajo o Aprender Haciendo donde aplican los conocimientos sobre producción, procesamiento y comercialización, como eje transversal la sostenibilidad ambiental, además de involucrarse en temas de investigación en los laboratorios y centros. Esta enseñanza práctica sumado a su formación integral basada en valores los distingue de otros profesionales.
Actualmente estudian 1.245 jóvenes de 23 nacionalidades (52 mujeres y 46 hombres de El Salvador). Se han graduado 7.528 hombres y mujeres de 29 países, entre ellos 505 salvadoreños (124 mujeres y 381 hombres). Sus graduados están dispersos en 33 países de cuatro continentes. Gradúa ingenieros en cuatro especialidades: Administración de Agronegocios, Agronomía, Agroindustria Alimentaria, y Ambiente y Desarrollo. Sus pilares: Excelencia Académica, Aprender Haciendo, Panamericanismo, Formación en Valores y Carácter. Por la calidad que representan sus estudiantes, graduados y docentes, varias instituciones en el mundo contactan a ZAMORANO para identificar a quienes participarán en el desarrollo de sus empresas y comunidades. La universidad cuenta con alianzas en Estados Unidos, Latinoamérica, el Caribe y Europa, lo que refleja la calidad de sus programas académicos. En 2017, ZAMORANO iniciará una maestría enfocada en Agricultura y Sostenibilidad Alimentaria.

Oportunidad para la juventud
Dos de cada tres estudiantes reciben asistencia financiera en ZAMORANO, gracias a las alianzas con organismos no gubernamentales, fundaciones, gobiernos e instituciones públicas y privadas con interés de apoyar a jóvenes de recursos económicos limitados, con talento.
La experiencia de estudiar en ZAMORANO es una oportunidad para desarrollar las comunidades y cambiar el mundo.

RELACIONADAS