Empresas & Management
Fecha de publicación: 2017-05-18

Netflix Australia quiere cobrar más por los fines de semana

De momento sólo es una prueba, pero ya es una realidad para los usuarios australianos, que son los primeros que están sufriendo este test de la plataforma de streaming.

.El Economista

La plataforma de streaming se ha convertido rápidamente en uno de los grandes pesos pesados de la industria, capaz de crear las series más caras de la historia de la televisión, como The Crown, o de importantes éxitos de audiencia como las recientes Stranger Things o 13 Reasons Why. Y ahora no es noticia precisamente por sus nuevos contenidos.

La plataforma está realizando una prueba en Australia que no sabemos hasta qué punto le va a hacer gracia a sus suscriptores, ya que los consumen sus contenidos en fin de semana deben pagar más por el servicio. Si, en el horizonte se atisba un cambio en la política de la plataforma que podría afectar al grueso de sus usuarios.

Los australianos han visto modificados los precios de las suscripciones y lo más llamativo de estas es que aquellos suscriptores que consuman contenidos el fin de semana contarán con un recargo de alrededor del 20% respecto del precio normal. De esta forma, ahora mismo durante la prueba australiana se están probando tres tipos de suscripciones con precios diferentes.

La suscripción básica ha pasado de los US$8.99 a los US$9.99. La suscripción estándar de los US$11.99 a los US$13.99, y la suscripción Premium de los US$14.99 a los US$17.99. Se entiende que estos son los precios para aquellos suscriptores que disfrutan del servicio en el fin de semana, respecto del precio normal.

Como es lógico la plataforma de streaming niega que se vaya a generalizar este aumento de precios para los suscriptores que consuman contenidos en fin de semana. De parte del equipo de Netflix en México, un vocero dijo a El Economista que en el país no se contemplan modificaciones en las tarifas y que los usuarios, por el momento, pueden estar tranquilos.

Según la propia plataforma esto es sólo una prueba para comprobar hasta qué punto los consumidores valoran el servicio de Netflix. Además de que es sólo una prueba y que la plataforma acostumbra a hacer este tipo de experimentos a lo largo del tiempo y que no tiene por qué convertirse en una decisión firme. Pero como es lógico la inquietud entre los usuarios de la plataforma está ahí, y este tipo de pruebas suelen anticipar la estrategia futura de estas empresas en su política de monetización de los servicios.

Sin duda sería una decisión que afectaría al grueso de suscriptores de Netflix, que como es lógico disfrutan más del servicio durante los fines de semana.

RELACIONADAS