Estrategia & Negocios. Portada impresa 206
Contactos
Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2015-08-12

Escándalo de Petrobras crece y se traslada a EE.UU.

Las autoridades brasileñas que encabezan una investigación sobre el masivo escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petróleo Brasileiro SA tienen por primera vez detalles de que esas irregularidades también se habrían desarrollado en suelo estadounidense.

Por: The Wall Street Journal

Las autoridades brasileñas ya habían mostrado evidencia de que algunos sospechosos en el caso habían lavado dinero a través de cuentas bancarias en Estados Unidos. No obstante, las nuevas evidencias apuntan a dos sospechosos de haber participado en los detalles de un acuerdo de sobornos a cambio de contratos en un hotel de Manhattan, lo que ampliaría la proyección internacional de la investigación que ya se extiende por cuatro continentes.

El Departamento de Justicia de EE.UU. y la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) iniciaron el año pasado investigaciones sobre Petrobras, cuyas acciones cotizan en la Bolsa de Valores de Nueva York.

“Sin duda, esto es significativo. Tener a alguien en los EE.UU., donde ocurrieron algunas de las actividades que extendieron la conspiración, sería un muy buen gancho jurisdiccional [del Departamento de Justicia]”, dijo Bill Michael, un abogado la firma Mayer Brown LLP con sede en Chicago.

Una portavoz de la SEC y un vocero del Departamento de Justicia se negaron a comentar al respecto.

Según los fiscales brasileños, Hsin Chi Su, ejecutivo de una compañía naviera china, y Hamylton Padilha, un brasileño que trabajaba en la empresa de servicios petroleros Vantage Drilling Co. —registrada en las islas Caimán pero basada en Houston— se reunieron en el hotel Four Seasons de Nueva York en noviembre de 2008. Su, también conocido como Nobu Su, era el director ejecutivo de Taiwan Maritime Transportation, o TMT, una compañía taiwanesa que no cotiza en bolsa. Su madre era un importante accionista de Vantage Drilling, dijeron los fiscales.

TMT y Vantage eran copropietarias de un buque de perforación en aguas profundas llamado Titanium Explorer y trabajaban juntas para obtener un lucrativo contrato de alquiler de la nave a Petrobras. Después de que Vantage fue dejada fuera de la lista final de candidatos para adjudicarse el contrato, los dos ejecutivos acordaron —en la reunión de Nueva York y en un encuentro posterior en Río de Janeiro—sobornar a los principales ejecutivos de Petrobras y a políticos con US$31 millones a través de una serie de empresas fachada y cuentas bancarias en Suiza, Panamá y Mónaco, según los fiscales.

Unas semanas más tarde, Vantage apareció al tope de la lista de potenciales postores para el contrato, dijeron los fiscales. En enero de 2009, la junta directiva de Petrobras aprobó el acuerdo. En ese momento, Vantage dijo que esperaba lograr ingresos de US$1.600 millones en el transcurso de los ocho años de la operación.

Tanto Su como Padilha fueron acusados la semana pasada de lavado de dinero y corrupción por los fiscales brasileños. Padilha había alcanzado previamente un acuerdo con los fiscales para una sentencia menor y no está en custodia. Todavía no ha sido condenado. Un abogado en representación de Padilha no respondió a una solicitud de comentarios. Su abogado ha negado previamente que su cliente haya cometido delito alguno.

Se cree que Su está en China. Las llamadas telefónicas a los números que figuran a nombre de TMT no obtuvieron respuesta. Un representante de Su no pudo ser localizado.

Representantes de Vantage no respondieron a las solicitudes de comentarios. La compañía ha negado las acusaciones en declaraciones anteriores. Vantage, que cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York, reportó ingresos de US$46 millones para el primer semestre de este año, con una capitalización de mercado de US$46 millones.

El contrato con Petrobras, junto con otro contrato que la compañía dijo que había firmado con una petrolera india, “son de gran importancia para Vantage”, dijo entoncesPaul Bragg, presidente ejecutivo de la compañía. “Estamos encantados de operar para dos de las compañías petroleras más activas y de más rápido crecimiento en el mundo”, agregó.

Los detalles de la reunión de Nueva York están incluidos en los cargos presentados contra el ex director internacional de Petrobras, Jorge Zelada, quien también fue acusado de lavado de dinero y corrupción y se encuentra detenido en Brasil. Un abogado de Zelada negó los cargos contra su cliente. Zelada es el quinto ex ejecutivo de Petrobras acusado en el caso. Petrobras dice que fue víctima del presunto esquema y que está cooperando con los investigadores.

El año pasado, los investigadores brasileños revelaron un esquema de corrupción de larga data el que según ellos algunas de las mayores constructoras de Brasil formaron un cartel para hacer subir los precios de los contratos de Petrobras, para distribuir algunos de esos beneficios extras entre políticos brasileños, los principales partidos políticos y ejecutivos de la petrolera. Varios ejecutivos de Petrobras acumularon parte del dinero en cuentas bancarias en Suiza y Mónaco, según los fiscales brasileños.

Noticias Relacionadas
Envía tu comentario