Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2018-08-09

Se cuela el tema de migración en las negociaciones del TLCAN

El actual canciller de México conversó con Michael Pompeo. Ambos apoyan acciones para prevenir la migración ilegal a Estados Unidos.

Por estrategiaynegocios.net / AFP

Mientas en Washington, Estados Unidos, se llevan a cabo nuevas negociaciones para abordar el tema del Tratado de Libre Comercion de América del Norte (TLCAN), el canciller de México, Luis Videgaray ; y el Secretario de Estado estadounidense, Michael Pompeo, conversaron sobre migración y otros temas de la relación bilateral, incluyendo el estado de las negociaciones del Tratado.

De acuerdo con la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, los dos líderes conversaron por teléfono sobre la importancia de reducir la migración irregular a través de México y la región, y comentaron la necesidad de una mayor inversión en Centroamérica para abordar los desafíos de seguridad, gobernabilidad y prosperidad económica que enfrentan los países del Triángulo del Norte, El Salvador, Guatemala y Honduras.

Asimismo, ambos coincidieron sobre la importancia de concluir el TLCAN.

Videgaray, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo y el Jefe de Negociación del equipo de transición, Jesús Seade, viajaron por segunda vez a Washington en lo que va del mes para trabajar en la renegociación del tratado comercial.

Funcionarios estadounidenses y mexicanos han dicho que buscan concluir la revisión del TLCAN este mes, y es la tercera semana consecutiva en que delegados de alto rango de México viajan a Washington para asistir a las reuniones.

Dos temas siguen siendo sin embargo particularmente difíciles: la inclusión de una cláusula que obligue a revisar el tratado cada cinco años, y el cambio de las reglas de origen para la industria automotriz.

Lighthizer sugirió días atrás que apoya la denominada "cláusula de extinción", pero tanto México como Canadá la han rechazado de plano.

Otro tema álgido es el contenido norteamericano que debe tener un automóvil para no pagar aranceles.

Actualmente, el porcentaje es de 62,5% pero desde el inicio de las discusiones, Estados Unidos buscó incrementarlo a 85%, para rechazo de la industria automotriz. Las partes negocian ahora no sólo los porcentajes, sino los plazos en que entrarían en vigor esas modificaciones.

México quiere que el saliente presidente Enrique Peña Nieto pueda firmar el nuevo pacto antes de entregar el poder a su sucesor el 1 de diciembre, permitiendo a López Obrador concentrarse en temas internos.

Estados Unidos, en tanto, busca que el presidente Trump pueda presentar el nuevo TLCAN como un logro de su administración de cara a las cruciales legislativas de noviembre.

RELACIONADAS