Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2018-07-26
  Ver Fotogalería

El Salvador: Banca destinada a inversiones y receptora de remesas

Pese a los bajos indicadores de crecimiento del país, la actividad bancaria salvadoreña es atractiva para los inversores, tanto locales como extranjeros.

Por Daniel Suchar, especial para E&N

La economía salvadoreña presenta los indicadores de crecimiento mas bajos de la región, en comparación con sus otros vecinos centroamericanos. El gobierno de Salvador Sánchez Cerén cierra el 2017 con un +2,4% PIB y no vislumbra una cifra mucho mas alentadora para este 2018, ya que según la CEPAL se mantendría en el mismo 2,4% (2,3% según el Fondo Monetario Internacional).
Pero para el caso bancario, este supera dichos indicadores macroeconómicos, colocando a la banca salvadoreña, como un sector de producción más dinámico.
En líneas generales el cambio de los activos se ubica por encima de un +5,57% (2017 vs 2016), la cartera neta se eleva en un +4,26% mientras que los depósitos lo realizan prácticamente con una velocidad aun mayor de +10,38%.
Y por encima de los resultados anteriores, la utilidad neta reflejada en la totalidad del sector bancario salvadoreño, ubica al 2017 con unas cifras de US$151.884 millones, con un cambio frente al año anterior de +8,69%, lo cual refleja que la actividad bancaria cuscatleca es atractiva para inversores tanto locales como extranjeros.

Captura de pantalla 2018-07-26 a la(s) 11(800x600)

La banca salvadoreña sigue liderada por el Banco Agrícola S.A., del colombiano grupo Bancolombia, que con una cantidad de activos superiores a los US$4.390 millones, sigue siendo el primer banco del país. Incluso cuando se describen los otro indicadores de este análisis, la cartera neta, depósitos y la utilidad neta, mantiene su posición vanguardista en este sector financiero.
Es importante destacar que esta entidad, a diferencia de otras del ámbito privado, muestra crecimientos en todos sus indicadores, incluyendo la utilidad neta la cual alcanza un +4,1% frente a su operación del 2016, cuando otros competidores del mismo sector muestran incluso, perdidas en sus ejercicios fiscales.

Por detrás le acompañan, un poco mas de lejos, tres bancos con posicionamientos fuertes en la región de Centroamérica. En el segundo lugar del ranking bancario para El Salvador se encuentra el consorcio colombiano Davivienda, el cual se aferra a este lugar tanto en la cantidad de activos que posee (US$2.505 millones), en su cartera neta (US$1.729 millones), en sus depósitos (US$1.591 millones) y en sus valores absolutos de utilidad neta (US$22,912 millones). Aunque en este ultimo indicador, la entidad colombiana sufre una caída en sus ganancias con un desempeño de -5,26% para el año 2017.
En el tercer y cuarto lugar de los bancos que operan en El Salvador, se encuentra el consorcio BAC (Banco de América Central), donde intercambia posiciones con el conglomerado canadiense Scotiabank, en los indicadores de activos. Mientras el primero de ellos, logra superar los US$2.266 millones (+13,57% ), el otro sufre una caída del -1,47%, obteniendo una cifra de US$ 2.016 millones en lo que a activos se refiere.

Captura de pantalla 2018-07-26 a la(s) 11.1(800x600)
La gran estrategia realizada por el BAC se debe a su buen trabajo efectuado en el aumento de su cartera neta, logrando un aumento del +10,72% mientras que Scotiabank retrocede en este indicador con un -3,63%. Es por ende, que los resultados obtenidos en los depósitos para estas dos entidades bancarias reflejan el gran aumento que posee la primera entidad (+21%) mientras que la segunda lo hace muy conservadoramente en un +1,95%.
Ya en las posiciones de quinto y sexto lugar del ranking de bancos para El Salvador, se aferran el local Banco Cuscatlán (antigua opración de Citibank adquirida en 2016 por el hondureño Grupo Terra, en su primera incursión financiera) y Promerica, quienes poseen una cartera exclusiva de clientes, repitiendo esas posiciones en 2016 y 2017.
La operación del Banco Cuscatlán, en niveles de activos, muestra una mejora en un +6,22% (US$1.473 millones) mientras que su competidor mas cercano lo realiza con un desempeño del +7,47%, alcanzando en activos la cifra de US$1.134 millones; aún por debajo de la entidad local. Ambos bancos muestras sendas recuperaciones en sus indicadores de cartera con un aumento de +5,99% y +4,06% respectivamente, mientras que sus métricas en depósitos netos son aun más atractivos, con crecimientos de 8,25% y 9,34% respectivamente.

En cuanto a la utilidad neta, Banco Promerica muestra una caida del -30% versus el año anterior (2016).
En líneas generales, los bancos antes mencionados poseen el 81% de los activos de la banca salvadoreña. El desempeño de estas entidades son las que muestran y reflejan el comportamiento del sector financiero en este país.
Luego de estas firmas, quedan otras ocho (8) que completan el ranking de bancos para El Salvador, donde se logra encontrar tanto privados como públicos.
Entre estos se encuentran Banco Hipotecario, Banco G&T, Banco Fomento Agropecuario y Banco Atlántida (un jugador hondureño recién ingresado al mercado de El Salvador, al que habrá que darle seguimiento), por mencionar algunos que se encuentran en este listado.
El desempeño de estas instituciones financieras es muy particular y cada una puede variar entre distintos resultados por indicadores. Pero en líneas generales, son entidades bancarias que deben estar compitiendo frente a un conglomerado de seis bancos muy fuertes, que han realizado muy bien su trabajo y han podido capitalizar las oportunidades que les ha brindado la situación actual del país.

RELACIONADAS