Centroamérica & mundo
Fecha de publicación: 2017-12-02
La iniciativa incluirá la defraudación fiscal en el Código Penal a fin de evitar que el sistema financiero sea usado para el blanqueo de dinero. (Foto: iStock).

Gobierno panameño aprueba proyecto que declara el fraude fiscal delito penal

En la legislación panameña actual la evasión fiscal es una falta administrativa, y la iniciativa oficial de convertirlo en delito penal ha encontrado resistencia en sectores legales y empresariales.

Por: EFE

El Ejecutivo de Panamá aprobó este viernes un proyecto de ley que estipula como delito penal el fraude o evasión fiscal y lo presentará al Parlamento en la legislatura que iniciará en enero, informó hoy la Presidencia de la República.

En la legislación panameña actual la evasión fiscal es una falta administrativa, y la iniciativa oficial de convertirlo en delito penal por recomendación de organismos internacionales según han dicho portavoces del Gobierno, ha encontrado resistencia en sectores legales y empresariales.

La aprobación en el Gabinete Ejecutivo del proyecto de ley, que fue presentado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), se logra después de varios meses de debate, y será presentado en el próximo período de la Asamblea Nacional (AN-Parlamento) por el titular del Ministerio de Economía y Finanza (MEF), Dulcidio De La Guardia, de acuerdo a la información oficial de este viernes.

La iniciativa incluirá la defraudación fiscal en el Código Penal a fin de evitar que el sistema financiero sea usado para el blanqueo de dinero, indicó un comunicado de la Presidencia.

Se trata del proyecto de ley que agrega el Capítulo XII "Delitos contra la Hacienda Nacional", al título VII del Código Penal, que comprende los artículos 288-G, 288-H, 288-I, 288-J y 288-K y dicta otras disposiciones, precisó.

"En la iniciativa se estipulan sanciones de 2 a 5 años y multa de hasta 10 veces el importe defraudado a las personas que en beneficio propio o de un tercero, con la intención de defraudar a la Hacienda Nacional, simule, oculte, omita, falsee o engañe en la determinación de una obligación tributaria para dejar de pagar" los tributos, destacó la información oficial.

Además, señala que se considerará defraudación fiscal cuando en un período fiscal el monto defraudado sea igual o superior a US$300.000.

El proyecto de ley también establece que se eximirá de pena a quien pague el monto de la obligación tributaria defraudada y sus accesorios formales en forma incondicional y total, antes de una sentencia de primera instancia.

Este beneficio se otorgará por una sola vez por cada persona natural o jurídica, subraya la nota del Gobierno panameño.

El ministro De la Guardia dijo que en la Asamblea Nacional se llevará a cabo un amplio debate, después de que se ha discutido este proyecto tanto a lo interno del gobierno como con el sector privado durante los últimos cinco meses.

La controversia sobre el tema fiscal se hizo visible en Panamá tras el escándalo de la filtración en el 2016 de millones de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca, que reveló la existencia de miles de sociedades anónimas extraterritoriales en más de 20 jurisdicciones a nombre de personalidades de todo el mundo que abrió sospechas sobre evasión fiscal y blanqueo de capitales.

RELACIONADAS