seorimícuaro
ÚLTIMA HORA ►

Exigen a pandillas dejar la violencia y optar por la paz en El Salvador

Viernes 1 de febrero, 2013.
 

 

El alcalde de Quezaltepeque (25 km al noroeste de San Salvador), Carlos Figueroa, exigió este viernes a las pandillas adoptar un compromiso “serio” de abandonar la violencia, durante un acto en el que esa ciudad se sumó a los municipios libres de violencia en El Salvador.

Por: AFP

“Quiero hacer el llamado a las pandillas, a que cumplan el acuerdo de que no se agredan entre ellos, pero que tampoco agredan a la población honrada, que ya paren esa violencia cruel, tomemos ese acuerdo en serio por la paz”, dijo Figueroa durante el acto en un parque de la localidad.

Figueroa junto a líderes de las pandillas Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18 firmó un acta donde ambas agrupaciones se comprometen “a devolver la paz y tranquilidad” a esa ciudad en donde prometieron “no volver a cometer actos que pongan en peligro la vida de los ciudadanos”.

El acuerdo también fue rubricado por representantes de la iglesia católica y otras iglesias protestantes, el ministro de Justicia y Seguridad, David Munguía, los mediadores de una tregua pandillera el vicario castrense Fabio Colindres y el ex jefe guerrillero Raúl Mijango, en calidad de testigos.

“Ya no queremos ver esos crimenes macabros, ya no queremos ver a una familia llorando porque las pandillas le han matado a un familiar, queremos que los ciudadanos de Quezaltepeque puedan vivir en paz”, insistió el alcalde, ante unos 400 habitantes de la localidad que llegaron a atestiguar la firma del pacto.

Pese a la presencia de pandilleros en el parque donde se efectuó el evento, todos los asistentes aplaudieron las palabras de Figueroa, quien recordó que Quezaltepeque ha sido reconocido en los últimos años “como un punto rojo” por la violencia constante.

Previo al acto, pandilleros de la MS-13 y del Barrio 18 montaron una rueda de prensa en el centro penitenciario de Quezaltepeque, en donde aseguraron que ya no desean seguir con sus actos de violencia.

“Ya no queremos seguir con esta violencia, estamos cansados, queremos que la gente vuelva a sentirse segura, que sus hijos puedan crecer en un ambiente de más seguridad, que no sigan teniendo temor de salir a las calles. Queremos que crean en nosotros, pedimos esa oportunidad”, dijo César Abrego, representante de la Barrio 18.

En tanto, Mario ‘El Diabólico’ Avelar, de la Mara Salvatrucha, sostuvo que en el penal muchos de ellos se han convertido en padres de familia y entienden que “no vale la pena seguir viviendo en un mundo de violencia”.

Quezaltepeque se convirtió en la tercera ciudad en el país que las pandillas declararon zona libre de violencia, en el marco de una tregua pandillera vigente desde el 9 de marzo de 2012.

Las otras dos son Ilopango, 10 km al este de San Salvador y Santa Tecla (10 km al oeste).

La tregua pandillera ha permitido bajar el promedio diario de homicidios de 14 a 5 en el país, según datos oficiales.

 

 

COMENTARIOS:

Hosting Uruguay