seorimícuaro
ÚLTIMA HORA ►

Cómo será para América Latina, la “era Kerry” en la Secretaría de Estado

Viernes 25 de enero, 2013.
 

 

"La política exterior de Estados Unidos no se define solamente por drones y despliegues" de tropas, dijo Kerry.

El senador John Kerry, nominado como próximo secretario de Estado, detalló este jueves sus futuras prioridades al frente de la diplomacia estadounidense ante el Senado, donde ofreció estrechar los lazos con América Latina y posibles acercamientos con países críticos de la región.

 

Por: AFP

John Kerry, quien debe ser ratificado en el cargo por el Senado para reemplazar a la secretaria de Estado Hillary Clinton, identificó los temas que estarán en su agenda, dominada por las crisis en Medio Oriente y el norte de África.

En una audiencia de más de tres horas de duración, el excandidato presidencial que enfrentó sin éxito a George W. Bush en 2004 dijo que Washington hará “todo” para impedir que Irán desarrolle armas nucleares y auguró que al presidente sirio Bashar al Asad no le queda mucho tiempo.

Pero Kerry, de 69 años, debió también responder preguntas sobre el futuro de las relaciones con América Latina de sus colegas en la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado, la cual integró por 29 años y presidió por cuatro.

Aunque garantizó que trabajará para “mejorar y aumentar” la cooperación de Estados Unidos con la región en temas como lucha contra el crimen organizado, desarrollo, energía y medio ambiente, admitió que hay una “brecha” con países que “no han sido muy cooperativos” en los últimos años.

Kerry dijo estar dispuesto a estudiar “vías para tratar de cerrar” parte de esa fisura.

“Creo que dependiendo de lo que ocurra en Venezuela, podría haber una real oportunidad para una transición”, indicó, y también “que podamos hacer progresos con Bolivia y Ecuador”, todos países que han mantenido tensas relaciones con Estados Unidos.

Washington ha llamado a que una eventual transición política en Venezuela sea pacífica y respete la Constitución, cuando el presidente Hugo Chávez, principal crítico de Estados Unidos en la región, sigue hospitalizado en Cuba tras someterse a una nueva operación contra el cáncer en diciembre.

Caracas por su parte reaccionó “lamentando” la posibilidad de una transición y expresó su deseo de que “Washington” deje de “tomar partido” en sus asuntos internos.

“Lamentamos mucho que el seguro nuevo secretario de Estado de Estados Unidos ni siquiera ha comenzado su gestión y ya comienza a tomar partido y opinión en los asuntos internos de Venezuela”, declaró el canciller Elías Jaua.

En contraposición, Kerry puso como ejemplo exitoso en la región a Colombia, el principal aliado norteamericano en la región.

Para México, donde la violencia del crimen organizado ha dejado más de 70.000 muertos en los últimos seis años, Kerry ofreció renovados esfuerzos para apoyar al presidente Enrique Peña Nieto, con el acento puesto en el fortalecimiento del sistema judicial.

“Tenemos que duplicar nuestros esfuerzos aquí, y asegurarnos de que estamos dando fondos para el personal y el programa”, dijo Kerry, en referencia a la Iniciativa Mérida, que presupuestó 1.600 millones de dólares en asesoramiento y equipamiento para México.

El legislador, un experto en temas internacionales presentado en la audiencia por la secretaria Clinton y el veterano senador republicano John McCain, defendió un liderazgo remozado de Estados Unidos frente a los numerosos retos actuales.

“La política exterior de Estados Unidos no se define solamente por drones y despliegues” de tropas, afirmó, sino también “por la seguridad alimentaria y la seguridad energética, la asistencia humanitaria, la lucha contra las enfermedades y el impulso para el desarrollo, así como se define en cualquier iniciativa de lucha contra el terrorismo”.

Pero el papel de Estados Unidos sigue siendo el de líder mundial: “Pueblos de todo el mundo esperan un liderazgo de Estados Unidos. Somos conocidos como la nación indispensable por razones de peso. Ninguna otra nación está en mejor posición de impulsar las causas de la democracia (…) y los derechos humanos”.

Clinton dijo que Kerry es “la elección correcta” para continuar con la política exterior del gobierno de Obama, que debió recomponer alianzas dañadas durante la administración de George W. Bush.

Frente a Irán, a la que las potencias occidentales acusan de querer dotarse de un arma nuclear, Estados Unidos y sus aliados mantendrán una estrategia de “doble vía”, que combine sanciones económicas y negociaciones diplomáticas, dijo Kerry.

Y mientras advirtió que una solución de dos Estados entre israelíes y palestinos podría “estar cerrándose”, dijo que trabajará para estrechar las relaciones con China y, haciéndose eco del presidente Obama, identificó como una prioridad para su país hacer frente al cambio climático.

 

COMENTARIOS:

Hosting Uruguay