seorimícuaro
ÚLTIMA HORA ►

Referencias laborales, clave en la contratación

Martes 20 de noviembre, 2012.
 

 

Es recomendable poner la debida atención en lo que concierne a “las referencias”. Una buena referencia hace más que “hablar bien” del candidato.

Por: Redacción Estrategia & Negocios

Cuando una persona se encuentra buscando trabajo es común que tenga varios aspectos que preparar o atender, desde diseñar el mejor CV hasta afinar la estrategia con la que afrontará la entrevista de selección, pero un aspecto que regularmente no se atiende y puede tener gran trascendencia son las referencias laborales.

Es muy común que las referencias laborales tomen por sorpresa al candidato mientras llena una solicitud de empleo o incluso durante una entrevista, sin embargo, es necesario recuperar que la intervención de este aspecto puede ser determinante. Una encuesta realizada por Monster indicó que el 72% de los empleadores revisan las referencias antes de contratar, y datos de Monster.com.mx indican que al menos 60% de los empleadores han decidido retirar una oferta de trabajo después de recibir referencias dudosas de candidatos “exitosos” en el proceso de selección. Dado lo anterior, es recomendable poner la debida atención en lo que concierne a “las referencias”.

Primero que nada, es importante saber qué espera el reclutador o empleador de una referencia, y la respuesta es simple: información que respalde la experiencia y capacidad laboral que el candidato ha comunicado a través del CV y la entrevista. Regularmente se opta por establecer como referencia a gente cercana (familiares o amigos) con la idea de “asegurar” que darán la mejor información posible o amplias recomendaciones, pero esta estrategia más que ayudar puede ir en detrimento del candidato, ya que el mejor amigo puede recomendar a alguien por ser buena persona pero esto, en realidad, es poco útil para obtener información sobre su desempeño en el trabajo.

También, es posible recurrir a las cartas de recomendación proporcionadas en trabajos anteriores, sin embargo, es probable que este documento vaya firmado por una persona con la que no se tuvo una amplia relación laboral y por esa razón, conozca muy poco del trabajo del candidato como para poder hablar de él. Esta información vaga o imprecisa puede ser casi tan perjudicial como una referencia negativa, ya que puede dejar la impresión de haber realizado un trabajo poco relevante o sin mayor trascendencia.

Así, algunas recomendaciones para asignar estratégicamente las referencias laborales son:

1.     De acuerdo con el sitio Monster.com.mx primero, debe considerarse que las referencias NO van en el CV, ya que estos datos deben ser solicitados una vez que ya se haya tenido algún contacto previo con el candidato, para el CV basta con incluir la leyenda “Referencias disponibles a solicitud.”

2.     Liz Ryan, experta en temas de empleo, indica que lo más importante es que la persona establecida como referencia haya trabajado de manera cercana con el candidato o tenga una noción clara de su trabajo. Bajo esta premisa, además de los superiores hay otras personas que son recomendables como referencias de trabajo, lo importante es que puedan hablar del trabajo del candidato con seguridad y honestidad:

a.     Un jefe

b.     Un compañero de trabajo

c.     Alguien con quien se haya laborado recientemente (preferentemente en el último año o en el trabajo más reciente). Puede ser un colega, supervisor, cliente o socio.

3.     Ryan también enfatiza que es importante procurar que las referencias sean recientes y fáciles de localizar. Las referencias que datan del primer empleo del candidato, hacen dudar por qué no puede ponerse una referencia más reciente y, asignar como referencia a una persona que viaja mucho (por ejemplo) simplemente será imposible de contactar.

4.     Amy Levin-Epstein, experta en empleo recomienda solicitar a los referidos, su permiso antes de usar sus datos o ponerlos como contacto. Esto puede hacerse desde que se empezará a buscar empleo y de manera muy sencilla mediante una breve llamada telefónica, en persona o por e-mail. De esta forma se tiene con ellos la atención de considerar su opinión, por un lado, y prevenirlos para que estén enterados de la información que les puede ser solicitada. Igualmente, al candidato le permite saber si sus referencias estarán disponibles e incluso puede comentar con ellos algunos aspectos deseables a destacar en la recomendación, de acuerdo con la vacante para la que está aplicando.

5.     Finalmente, el sitio Monster.com.mx indica que los datos que más comúnmente preguntarán a las referencias pueden ser:

a.     Relación de trabajo que guardaban con el candidato

b.     Tiempo que laboraron juntos

c.     Nombre del puesto

d.     Datos breves de las responsabilidades que llevaba el candidato

e.     Opinión sobre el desempeño general del candidato

f.     Información sobre puntualidad y asistencia

g.     Razones por las que concluyó la relación laboral

h.     ¿El candidato sería contratado nuevamente en esa empresa si solicitara un puesto en el futuro?

Como puede apreciarse, ofrecer referencias para una nueva oportunidad laboral va más allá de tener a la mano los datos de amigos o conocidos; para que realmente contribuya al logro de una oportunidad laboral, requiere algo de planeación y sobre todo, claridad sobre la importancia que pueden tener.

 

 

COMENTARIOS:

Hosting Uruguay