seorimícuaro
ÚLTIMA HORA ►

Elecciones en Honduras: ¿Buenas propuestas o buenas campañas?

Martes 30 de octubre, 2012.
 

 

La ley electoral hondureña no permite la publicación de encuestas durante el último mes de campaña. Esto genera en el país centroamericano una ola de rumores obviamente dirigidos que buscan hacer creer a los potenciales votantes –votar no es obligatorio en las primarias hondureñas- que sus candidatos tienen la elección en el bolsillo. Lo más probable es que los “catrachos” se llevarán una sorpresa cuando sepan el 18 de noviembre próximo, quienes se perfilan hoy como ganadores.

Por: Sergio Martínez Casterot

El marketing electoral está de moda. Prestigiosas universidades, centros de altos estudios, fundaciones e instituciones ligadas a las grandes tendencias ideológicas mundiales como los Republicanos, la Democracia Cristiana o la Social Democracia, dictan seminarios y congresos para compartir las recetas del éxito electoral. Estas reuniones de gurúes internacionales muy lucrativas por cierto, abundan en power points y casos de éxito que buscan convencer a futuros mecenas de la política y potenciales candidatos a una cuota de poder de cualquier tamaño, para ser contratados.

El color de la camisa (hay que comprar varias docenas de ellas), la sonrisa blanca y perfecta, un himno lacrimógeno, la familia feliz, frecuentes baños de pueblo, comida autóctona hasta el hartazgo y bailes folclóricos que esperan en cada esquina a los ansiosos candidatos, son el común denominador de las estrategias que se venden hasta por Internet. Como no, hay que hacer focus groups y elegir tres, solo tres, propuestas electorales para ofrecer a la gente. Y jamás hay que pelearse con un periodista bajo el alto riesgo de ser malamente mencionado en una nota o peor aun, no ser mencionado.

Lo cierto es que estas campañas convencionales son muy caras pues se apoyan para lograr su masividad en miles de spots de televisión y radio de gran sintonía. Lo cierto es que en los últimos años los grandes ganadores de las campañas políticas latinoamericanas han surgido de la aparente “nada”, proyectados al firmamento político por mecanismos del pueblo que solo el pueblo entiende. “Sin camiones y sin millones” como dijera el ex presidente peruano Belaúnde Terry, irrumpen de pronto en el escenario político… los no políticos. ¿Cómo lo hacen? Con buenas campañas.

El común denominador es la simpleza. Usan el lenguaje y los códigos de la gente. Explotan al máximo su condición de No-Políticos y el hecho de ser gente como uno. Nunca olvidemos que el pueblo detesta a los políticos y espera los procesos electorales para hacérselos saber y golpearlos con la fuerza de sus votos. Candidatos que se acercan con naturalidad a los ciudadanos, sin vehículos blindados ni guardaespaldas tienen más posibilidades. Candidatos que escuchan antes que prometer tienen más posibilidades. Candidatos austeros pero creativos en sus formas de hacer campaña, tienen más posibilidades. Claro que tienen que ofrecer soluciones a los problemas de la comunidad, pero su énfasis está en conectarse emocionalmente con las personas.

Un ejemplo actual es el que vemos en San Pedro Sula, en el norte de Honduras. Políticos tradicionales y respetados en campañas correctas pero convencionales quedan de pronto pasmados ante la aparición de un muñeco de espuma en las calles que les roba la atención y el cariño. Y no es solo uno, son decenas, tal vez centenas de estos muñecos que multiplican la presencia de un candidato opositor hasta lo inimaginable. De pronto la prensa quiere entrevistar al muñeco, la radio y la televisión lo persiguen con entusiasmo y ni se diga la gente en las calles; los niños lo nombran su amigo y lo quieren. El muñeco solo dice YO AMO SPS, que es una versión literal del I LOVE NY, así de simple y así de fuerte. Los políticos de siempre, desconcertados, tratan de hallar el ángulo de ataque al personaje cuando de pronto aparece el verdadero hombre tras la figura del monigote animado y capitaliza el entusiasmo. ¿Qué tenemos?

Tenemos un nuevo candidato haciendo una campaña diferente, más inteligente, más económica, más conectiva y eso le gusta a la gente. Y no solo eso, es probable que pronto tengamos tras el muñeco mentado, a una nueva autoridad municipal en San Pedro Sula simplemente porque optó por el camino correcto, el del no político, el camino del pueblo harto de los mismos. Al cierre de esta nota, cuando ya era prohibido publicar encuestas, “El Doc” que así se llama el muñeco, peleaba ya la punta de la elección con un desconcertado ex viceministro. ¿Colorín colorado?

 

 

COMENTARIOS:

Hosting Uruguay