seorimícuaro
ÚLTIMA HORA ►

Observe con más atención y aproveche las oportunidades

Martes 24 de enero, 2012.
 

Mark Dixon, CEO de Regus.

 

Entre inversores y empresarios, la práctica que hoy impera es la “cautela”, pero pruebe el mercado, realice contratos estratégicos e inicie ese negocio. Quien no arriesga no gana.

Por: Mark Dixon, CEO de Regus

El comienzo del 2012 no ha resultado muy halagüeño, por decirlo de alguna manera. Con la crisis de la zona euro aún sin resolver, la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Nicholas Sarkozy han advertido que este año será peor que 2011, un año en el que las previsiones de crecimiento parecían revisarse a la baja todos los meses. Pero más desalentadores aún son los pronósticos procedentes de Grecia, Italia y España. De los 27 principales economistas con los que ha contactado la BBC, al menos 25 prevén una recesión en Europa, donde, según los pronósticos oficiales, el crecimiento del PIB será de sólo el 0,6%, en comparación con el 1,6% del pasado año.

Desde EE.UU. han llegado noticias algo menos desalentadoras durante los últimos meses, aunque siguen sin ser del todo optimistas. En diciembre de 2011 se crearon 200.000 puestos de trabajo, con lo que la tasa de desempleo descendió al 8,5%, la más baja de los últimos tres años. La confianza de las empresas parece estar aumentando. Pero, aunque la economía estadounidense parece capaz de resistir la recesión, no es inmune a los males europeos y se ha visto muy perjudicada desde 2008.

De un modo global, todo el mundo se ha visto afectado por el duro golpe al capitalismo de los últimos tres años y medio. Entre inversores y empresarios, la práctica que hoy impera es la “cautela”. Pero creo que debemos ir más allá de los titulares y analizar la situación desde una perspectiva macroeconómica para identificar las mejores oportunidades. Los logros de mi propia empresa, Regus, pueden resultar ilustrativos.

Comencemos por Sudamérica. Brasil está siempre en primera plana, incomprensiblemente, por desbancar al Reino Unido como la sexta economía más potente del mundo. Y las oportunidades en Brasil son muchas y muy variadas. Pero el crecimiento en ese continente se sitúa principalmente alrededor del 4%, y hay muchos más países con interesantes oportunidades para el desarrollo económico.

Tomemos como ejemplo a Uruguay. Actualmente con un aumento del PIB de alrededor de un 6%, todavía tiene muchas oportunidades empresariales en los sectores tradicionales, como la agricultura y la agroindustria, y unas perspectivas a largo plazo que pueden ser mucho más interesantes (aunque no exentas de riesgos) en sectores tan prometedores como las finanzas, el comercio, el software, las comunicaciones y la logística.

A finales del año pasado, Regus abrió su primer centro en la capital uruguaya Montevideo, tras haberlo hecho previamente en Colombia, Chile, México y Perú. Nuestros propios estudios indican que el 78% de las empresas de Sudamérica ofrecen ahora flexibilidad en el trabajo a su personal, lo que creo que es una buena señal. Entre ellas encontramos empresas que promueven una mejor productividad del personal y conciliación de la vida personal y laboral, a la vez que mantienen los costes al mínimo.

Algo similar sucede en muchos lugares de África a pesar del contagio de la zona euro, que en parte se debe a la vinculación del euro con el franco CFA. Nuestra última aventura tuvo lugar en la capital de Zambia, Lusaka. ¿Por qué Zambia? Bien, el crecimiento de Zambia en 2011 debe situarse alrededor del 6%. Es un país políticamente estable, con un gobierno comprometido con el tipo de mejoras en las infraestructuras que debe capacitar al país para soportar la tendencia ascendente del rendimiento económico de aquí a 2015 y posteriormente.

La historia ha sido similar en Uganda, donde abrimos un centro en Kampala con anterioridad ese mismo año. Rico en recursos naturales, el país sigue siendo eminentemente agrícola, pero los sectores de la manufactura, el turismo, la minería, las TIC y la construcción están creciendo notablemente, y se han descubierto las primeras reservas petrolíferas. Uganda tiene fuertes vínculos comerciales con Europa, Oriente Medio y Asia, así como con países vecinos como Kenia y Sudán.

No obstante, Zambia y Uganda son sólo dos de los siete países de la África subsahariana que, según The Economist, están entre las 10 economías en las que se prevé un crecimiento más rápido entre 2011 y 2015. El espíritu empresarial está aflorando en África, impulsado por el comercio intrarregional y la inversión directa de países extranjeros, ya que las empresas occidentales están en búsqueda de nuevos mercados. Éstas son precisamente las condiciones que crean la demanda de espacios de trabajo flexibles, por lo que no es de extrañar que en 2011 Regus haya ampliado su negocio en el continente en, como mínimo, un 40%.

Pero esto no quiere decir que demos a Europa por perdida, al menos no a la Europa del este. El año pasado abrimos centros en Letonia, Lituania, Serbia, Croacia y, más recientemente, en Eslovenia, países cuyas economías están empezando a recuperarse de los efectos de la crisis económica mundial. Eslovenia, por ejemplo, ofrece perspectivas interesantes en sectores como las ciencias de la vida, la industria farmacéutica y las TIC.

Las cifras de crecimiento son mucho más impresionantes en Asia, incluso aunque los pronósticos no sean tan abrumadores como los de hace tres años. Los resultados de China se han visto algo ralentizados, pero aún se espera que estén cerca del 9%, mientras que India espera un crecimiento aproximado del 8%. Todo el mundo ha oído hablar de China, por supuesto, pero en un mercado de semejante tamaño, me pregunto por qué los servicios financieros no se esfuerzan más por atraer a esos millones de chinos que continúan ahorrando una proporción tan grande de sus ingresos.

En lo que a nosotros respecta, hemos encontrado otro mercado interesante en Katmandú, Nepal, donde tenemos previsto abrir un centro a lo largo de este año. ¿Pesaba que en Nepal sólo había montañas y sherpas? Pues es un país con una población de 35 millones, cuya economía está creciendo a un ritmo del 8% anual y su gobierno parece ser razonablemente estable en este momento.

El mundo sigue siendo un bazar inmenso, y no tengo tiempo para aquellos que se limitan a observar los puestos de la entrada principal quejándose de que no son lo que eran, de que los precios son muy altos y de que no merece la pena ir a comprar. Hay que ser cauto, de todos modos. No compre propiedades ni comprometa recursos más de lo necesario. Pero también hay que arriesgar. Pruebe el mercado, realice contratos estratégicos e inicie ese negocio. Quien no arriesga no gana, y en lo que a mí respecta, sé que el mundo está lleno de oportunidades en este momento.

 

COMENTARIOS:

Hosting Uruguay